traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

15.11.17

EL RETO







Se unían siempre los tres primeros días de cada mes. Cuando él quiso preguntar el porqué de esos días, ella contestó: “Es cuestión de numerología. Los primeros números afianzan las uniones”. Él no insistió más en enjuagues mentales, y menos con Jana, de la que solo le interesaba su encuentro del mes: conversaciones en superficie y sexo sádico. Esas escapadas eran su manera de naufragar de sus quehaceres diarios y de los amedrentados vínculos familiares. Alejarse a babor de todo. Solo por tres días, fugado y refugiado en aquella guarida que tenía Jana en el monte: una vieja casa de piedra inhabitable tapada por una viña roja, con todas sus vigas corroídas, excepto una habitación. Un lecho con rastros de sangre, tierra y hojas como una cueva habitada.

*

El encuentro era un viaje de tres horas de coche con una inmersión obligada al bosque de Montleó. A mitad de la ruta se desviaban por un camino forestal: el Paso del torrente. Desde allí se les veía levantar una polvareda de caliza de cantera de unos veinte kilómetros en dirección a la polar. Con la luneta trasera tapada por completo de ocre, quedaba el coche en la dilatación de una curva. La pareja se adentraba en este bosque de robles y pinos en una caminata a traspiés atravesando las ruinas de un viejo molino de agua. Un rastro fácil de seguir por la sequía, solo polvo, grava y ramas secas, matorrales estremecidos hasta llegar a la mina. Un nacimiento que milagrosamente no se había evaporado; un hilillo de agua que permanecía, la suficiente para mantener la vida en aquel lugar.

Allí, bajo un viejo castaño, comenzaba la pareja con sus juegos eróticos: simulaban torpes escapadas, tirándose al suelo rodaban en primitivos forcejeos, se propinaban salvajes arañazos acompasados de jadeos y arranque de pelos; se arrastraban a bocados hasta alcanzar la soga que escondían en el agujero. Sabían bien donde estaba ese agujero hecho a conciencia: bajo la piedra con forma de pirámide. El primero que cogía la cuerda (casi siempre él la dejaba a ella) la lanzaba a una de las ramas del árbol; con una mano agarraba la cabeza del acompañante y con la otra la cuerda, una cuerda con el nudo "Dogal de verdugo" que debía de quedar a nivel del cuello y el otro extremo se amarraría fuerte al tronco.  Él sentía asfixia y orgasmo por igual. Cuando terminaban el ansiado ritual amoroso, extenuados, volvían por el sendero hasta la luneta empolvada del coche. Jana al llegar siempre dibujaba algo en ella: números. Y en cada ocasión, diferentes. Excentricidades que tampoco despertaban ningún interés a su acompañante. De nuevo en el auto, llegarían al mismo cruce y de allí, a la carretera que les llevaría a la casa de piedra.

*

Fueron siete encuentros de veintiún días exactos. Para Jana, el número perfecto para conseguir el poder. El final se lo daría este número. Su final era ganar. Dueña de la situación y de su confianza, ese último día ella le abrió el cráneo bajo aquel árbol. Quedó abierto como una granada. Granas que caían desparramándose por el suelo entre los restos de cortezas y hojas. Nadie vería jamás esa sangre. Rodando empujaría el cuerpo al lecho del torrente. Bajo tierra y sobre agua, allí quedaría. Para Jana ahora eran restos tapados y descomponiéndose.

Ha pasado un tiempo, más allá de las ocho y mil vueltas de un reloj de arena. Algunas de las hojas del último encuentro siguen incrustadas con restos de sangre seca en las suelas de caucho de sus botas, una vil pieza de taracea. Ahí, fijas, como esas iniciales de la pulsera que le regaló esta semana su hermana por su cumpleaños. Mayor de edad. Y mientras a él, el musgo arrancado aquel día, se le deshace en sus delgadas manos con la señal de la alianza (qué ironía pensar que ese anillo se lleva en el anular porque hay una vena que va directa al corazón); esas uñas cuidadas que se le abren a la par que los erizos de las castañas de ese viejo árbol, y su ropa de marca, tejidos finos que se le deshace a jirones por las costuras.

Jana con solo 17 años tenía su vida amordazada a los números y con una acidez en su sangre que la llevaba al menosprecio de cualquier vida ajena. Cuando lo conoció a él ya llevaba meses enganchada al juego de la muerte: “El pez fuera del agua”. Comenzó en el grupo con ingenuas pruebas: ver sin parar películas de terror y asesinatos, hacer diferentes nudos y probarlos, autolesionarse, controlar el tiempo que podía aguantar sin respirar bajo agua.., pruebas que tenía que ir superando, más siniestras en cada paso; sin tener conciencia que las exigencias del administrador de la red cada vez iban siendo más macabras. "El guardián de su fidelidad" le llamaban los componentes del grupo. Por encima de todo estaba el morbo y esos secretos con grandes dosis de oscuridad en una red invisible que la había unido como esa soga al pescuezo de su víctima. Víctima buscada a conciencia. Víctimas los dos, él y ella, uno del otro sin creer serlo. Una debilidad mortal, pero el reto lo consiguió. Puso la palabra "Fin" en su mensaje entonces ¿y ahora, qué juego buscará Jana? 

Pintura: J.L. Anderson

8.11.17

LAS CLAVES DE TU MANO. REPÚBLICA DOMINICANA (2)





De nuevo estamos en compañía de Idalia Harolina que nos sigue mostrando su maravilloso país. Y si no estuviste con nosotros desde el comienzo te paso el enlace AQUÍNo hay dos sin uno.
  





Y comenzamos cabalgando por esas montañas. Sí, ahí la tenéis a Idalia en su primer viaje al Pico Duarte, acercándose a San Juan de Maguana, al sur de su país. Con ella, y la dicha de sentirnos libres, también subiremos hasta lo más alto.

En esta presentación de su país, pasaremos desde la ciudad al cielo: nos adentraremos primero en la ciudad, su barrio, su casa; y después a nadar por bahías, saltando por ríos y caños y volaremos en parapente. ¡Dios que aventuras nos trae Idalia! A disfrutarlas con ella y su familia. 



Con mi hija en el Pico Duarte y con Juan Pablo Duarte

¡Hola! Asiduos y amables lectores y amigos de Emerencia y su interesante y apasionante blog. Aquí me tienen de nuevo, en su espacio, para compartirles otras vivencias (algo más íntimas) de esta amada y hermosa tierra quisqueyana.

Pero antes de entrar en detalles, permítanse agradecerles con todo mi corazón y mi Ser, a Emerencia nuevamente, por su gentileza y a todos ustedes también, por sus bellas palabras que tan gentil y atentamente dejaron impresas en el blog y sobre todo en mí, a través de sus agradables y emotivos comentarios, entre los que se destacan la atenta lectura que hicieron y la generosidad de vuestros corazones, y por qué no decirlo también, una grata e interesante sensación y deseos de conocer esta tierra bañada de sol, arena y mar. Decorada con bosques y bellas palmeras tropicales. Poblada de gente servicial y bella.  

A continuación, les muestro mi calle, entorno y algunos lugares entrañables que tuve la oportunidad de visitar, conectarme con ellos y sentirme parte integral de su existencia, unificada con el amor que emanan, que son, que transmiten y que, en definitiva, somos.  






Mi entorno más cercano. Este es el sector donde yo vivo con su plaza comercial. Mi calle, mi casa, es con balaustres amarillos. Uno de mis lugares favoritos es el Parque Mirador Sur; lo visito a diario, mi única forma de meditación. Allí en medio de mi andar, se me revelan cosas maravillosas, algunas han sido fuente de inspiración para entradas del blog. Es un hermoso parque de 7 Km de largo, muy próximo a mi casa.







Y frente a este parque se encuentra la Avenida Anacaona; una de las más apetecibles y exclusivas de la clase adinerada en la ciudad, por sus elegantes, lujosas, modernas y costosas torres residenciales, y por la belleza panorámica que ofrecen esas grandes alturas, donde el verdor del parque, contrasta a la perfección con el hermoso azul del mar Caribe, un privilegio que pocos se pueden dar. En esta avenida también se encuentran algunas de las embajadas internacionales, en hermosas y lujosas casas tipo villas turísticas.




El resto de lugares que les voy a mostrar los he visitado y encontrado en ellos un mágico encanto, un bálsamo para cualquier corazón, porque son un tesoro para los ojos que saben apreciar y para las fibras emocionales que saben sentir, en fin, para los que deseen ver más allá de lo visible, vibrar más allá de lo perceptible y vivir más allá de lo comprensible.
 

“…Si alguien quiere saber cuál es mi patria 
no la busque, no pregunte por ella.
No pregunte si viene del rocío 
o si tiene espirales en las piedras 
o si tiene sabor ultramarino 
o si el clima le huele en primavera…”



Jarabacoa


* Jarabacoa

En la región del Cibao, al centro del país, hay un tesoro natural que está entre los mejores y más bellos lugares para el turismo de montaña de nuestro país, es Jarabacoa. La belleza del paisaje de montaña, su clima fresco, por la altura a la que se encuentra, a 529 metros (1.736 pies), y sus ríos de aguas bien frías o heladas, entre ellos las refrescantes aguas del Salto Baiguate, un bello tesoro nacional, son una delicia para el cuerpo. También el Salto de Jimenoa, el Balneario la Confluencia, en fin, todo un abanico de opciones campestres y refrescantes.

Salto Baiguate

Para los que deseen pasar unos días de recogimiento, recomiendo el Monasterio de los Monjes Cistercienses, por la paz que se respira en ese lugar, la belleza del paisaje y la amabilidad y cariño de los monjes, es una buena opción como lugar de retiro espiritual. Además, practicar senderismo, rafting, parapente o la simple contemplación del paisaje desde lo alto.

“…Hay un país en el mundo
colocado
en el mismo trayecto del sol.
Sencillamente
liviano,
como un ala de murciélago
apoyado en la brisa…”



Vivir la excitante experiencia de tirarse en parapente, para mí fue algo sin precedentes, como sentir empatía con el poder supremo, con Dios. El gozo que sentí por la ligereza de equipaje (subí sin pensar en nada ni nadie, sin ninguna carga emocional, libre y dueña de mi) y la paz que experimenté allá arriba es casi tan inexplicable, como indescriptible es la belleza del paisaje que observas desde las alturas. Entendí un poco mejor lo que la mayoría no comprendemos, ¿Por qué Dios permite que sucedan tantas cosas malas? pero es que desde lo alto se percibe un maravilloso conjunto, todo se ve quieto y hermoso.




* Pico Duarte

También desde Jarabacoa parten la mayoría de las excursiones para escalar nuestro famoso Pico Duarte, y conocer sus hermosos valles. Así que, si están en buena forma física y se sienten con ganas, les reto a conocerlo.
Está en la Cordillera Central, entre Santiago y San Juan, el lugar más alto del país y el Caribe, una imponente montaña, de 3.098 metros de altura por encima del nivel del mar, con una impresionante vista panorámica, algo imposible de olvidar. Celosamente custodiado por la segunda montaña más alta del Caribe, la loma “La Pelona”, igual de imponente y aún más demandante y exigente su escalada, por el grado de dificultad que ofrece.


Vista desde la cima de Pico Duarte


Mirar hacia abajo desde lo alto del Pico Duarte, nos ofrece una panorámica inolvidable, es como si vieras el mundo desde antes de que hubiera vida humana, desde el principio de los tiempos, y supieras que aunque no en ese cuerpo que ahora posees, estuviste presente en otra forma de vida, y ese espíritu y Ser que siempre te ha acompañado en todas las vidas, sigue latente en ti, conectándote con cada centímetro del universo, haciéndote sentir que cada planta, animal, piedra, mineral y cualquier tipo de vida existente, forma parte de ti y de todo lo que vibra y respira en él. 






Los paisajes diurnos y nocturnos que puedes ver a esas alturas no hay forma de describirlos, solo mirarlos y disfrutarlos por siempre en el recuerdo. Ver cómo cambia tan rápido el paisaje de un lado a otro, es para admirar y agradecer. 


“…Si alguien quiere saber cuál es mi patria, lo diré en una tarde americana… cuando el hilo de todas las fronteras teja como una alfombra todas las patrias... 
Y una risa inmensa recorra las montañas…”


Con mis hijas la segunda vez que subí
Escalar el Pico, lo he podido hacer dos veces. Vivir tantas experiencias maravillosas, llena de ilusión por alcanzar la meta, y con un fuerte deseo de volver al hogar triunfante, sana y salva, agradecida y fortalecida en cuerpo y alma, tiene muchas ventajas, regresas renovada, crecida en sabiduría, en valores, en esperanzas…, con la certeza de que somos fuertes y poderosos, invencibles, de que la unión nos hace más fuertes y de que las vicisitudes nos forjan el carácter; además de fortalecer el cuerpo.
Después de haber hecho esta excursión, los días llevarán siempre el aroma inolvidable de esos días vividos. Ya no veremos una montaña como lo hacíamos antes, como algo lejano e inalcanzable, a partir de esta travesía veremos nuestra silueta subiendo por cada trillo que divisemos desde lejos, con una vibrante palpitación en el corazón, la experiencia, más que física y retadora, es gratificante, gozosa y espiritual, y de alguna forma te cambia la perspectiva de la vida, te enseña la grandeza y la pequeñez del ser humano.



 carretera en el sur



* Bahía de las Águilas.
A pesar de las limitaciones que tienen el Sur y el Suroeste, con un clima seco y tierras áridas, es una belleza digna de visitar, y así poder apreciar sus riquezas naturales (mayormente sin explotar y explorar), y también las culturales, los paisajes, etc., es toda una emocionante aventura. 
En Bani tenemos las conocidas y visitadas Dunas, especialmente en Semana Santa, montañas de arena próximas a Salinas, las minas sal y a su playa con el mismo nombre.



En Pedernales, al Suroeste del país, se encuentra “Bahía de las Águilas”, un área protegida como patrimonio nacional por sus riquezas naturales, playas vírgenes de largo alcance, catalogadas como las más bellas del país, de arenas blancas y aguas frías y templadas, cristalinas, azul verdoso.






Su espectacular litoral rocoso es la mayor de sus bellezas, nos narra mil historias marinas, hay un encanto mágico en poder hacer su recorrido en bote, o disfrutar su inolvidable atardecer desde la orilla de la playa, algo fantástico y sensacional, parte de este paraíso. 


*Boca chica

Saben, hace unos días mi hija menor estuvo en una playa que está a 40 minutos de la ciudad capital, se llama "Boca Chica" y es muy famosa, primero por sus lindas aguas cristalinas y por lo poco peligrosa que es (es muy bajita), también por una islita que hay en su interior conocida como "La Matica", que parece una piscina natural y la frecuentan mucho las parejas (ya saben), y además por lo cerca que nos queda de la ciudad, aunque esto tiene sus desventajas, porque se llena de bañistas y está muy arrabalizada, con tarantines con venta de pescado frito, tostones, yaniqueques y otras comidas criollas. 




A mi particularmente, no me gusta esa muchedumbre de todo tipo que se junta ahí. Me gustan las playas más tranquilas, para relajarme y disfrutar más bien de paz. Pero como todo lo turístico, tiene zonas hoteleras exclusivas (mi hija estaba en una zona más tranquila), hay un famoso club náutico, y varios restaurantes, entre ellos el reconocido restaurante "Neptunos" que se adentra en sus aguas y es sumamente exclusivo y caro por su alta calidad culinaria y la belleza y lujosa decoración (lamentablemente no lo conozco aun).


“…mi estrategia es en cambio 
más profunda y más simple..."  



* El Hoyo de Pelempito

Si desean vivir una experiencia inolvidable, deben visitar la mayor depresión geológica registrada en el país, “El Hoyo de Pelempito”, ubicado en el Sur, en la Sierra de Bahoruco, localizado a mas de 700 m bajo el nivel del mar, con una extensión aproximada de 10 km², bordeado de grandes y elevadas montañas de más de 1.000 m de altura.




Es un santuario lleno de riquezas naturales que nuestra fuente de poder supremo debe visitar a menudo, donde el espíritu se eleva por lugares encantados para sentir de cerca la divinidad escondida en ellos. Ver árboles muy particulares, escuchar el sonido del silencio, adentrarse en él, sentir su paz. Saber qué murmura el viento, y a que huele cuando no sopla y está en total calma. Admirar la belleza sin igual del paisaje en su conjunto, montañas cubiertas de vegetación y mucha niebla, sentir la temperatura algo fría, con brisa fresca muy agradable, y sobre todo el majestuoso silencio, no tiene comparación. Se hace imposible describir esa sensación.





* Paraiso Caño Hondo, en Hato Mayor, Sabana de la Mar en el Este.

En uno de nuestros pueblos del Este, Hato Mayor, tenemos un hermoso rincón del país, Sabana de la Mar, un pequeño poblado, trabajador, acogedor y limpio, el cual esconde un paraíso próximo a la Reserva Nacional de los Haitises, en Caño Hondo, allí se encuentra un hermoso vacacional campestre, con arquitectura sostenible, y varias piscinas naturales, donde el contacto directo con la naturaleza te invita a reflexionar, amarla y agradecerle aún más el estar despierto a la vida. 





Te contagias de su riqueza natural, su pureza, su magia, es de esos lugares no tan conocidos, un sitio encantador, lleno de vida, donde la naturaleza fue muy generosa en paisaje y belleza.





A pesar de que el mundo y nuestra sociedad se han vuelto muy convulsa, la esperanza sigue viva cuando transitas por lugares tan mágicos y hermosos, llenos de verdor y encanto, y te das cuenta de que la vida sigue en pie, de que es difícil acabarla, aun se sufra la peor de las crisis, de las sequías, con dos o tres días de abundante lluvia reverdece todo, florece todo, se alegran los campos, los ríos, los árboles se visten de gala, las aves cantan su alegría y el alma agradece este renacer. 
¿Por qué ese afán de resaltar los errores, los males, lo negativo, lo que nos falta y nos daña? Cuando existe tanto que nos favorece y que hacemos bien, tanto y a tantos que bendecir, tanto que agradecer, tanto amor, alegría y hermosura para compartir.


"...mi estrategia es 
que un día cualquiera 
no sé cómo ni sé 
con qué pretexto 
por fin me necesites…”



Personas sobresalientes y cuentos o leyendas

Nuestro país ha dado también muy buenos frutos, personajes que han sobresalido por sus dotes naturales o simplemente gente que marcaron la diferencia; sobresaliendo por sus dotes naturales o simplemente gente que marcó la diferencia y se convirtió en fuente de admiración, orgullo y gloria nacional.

Hare mención de algunos, ya sea por su gran aporte a nivel nacional, o porque su fama internacional ha dado a conocer nuestra tierra a gran escala: Juan Pablo Duarte (nuestro Padre de la Patria Libre), Salome Ureña de Henríquez (educadora, escritora y poetisa), Juan Bosch (escritor, político, ex presidente de la Nación, y uno de nuestros más ilustres y honorables personajes), Minerva Mirabal (luchadora y mártir, víctima de la época del tirano Trujillo), Juan Luis Guerra (cantautor y músico, que ha puesto muy en alto nuestra bandera a nivel internacional), Florinda Soriano Muñoz (mejor conocida como Mamá Tingó, mártir y luchadora de los derechos del campesino, fue ultimada vilmente en el gobierno de Balaguer), y muchos más, junto a otros que se han quedado en el anonimato pero que han sido parte importante de nuestra historia y nuestro folklor.




Dentro de nuestra historia existen leyendas famosas que forman parte de nuestro folklor, como la de la Ciguapa, bastante conocida fuera del país; otra es la casa embrujada (próxima a La Vega) y la de la novia de las Américas. Y muchas historias más que se han transmitido de generación en generación.


La Ciguapa con sus pies al revés



Aquí les dejo un vídeo de Fernando Villalona. Una canción dedicada al país escrita por el boricua Rafael Hernández Marín “Quisqueya”. 

En República Dominicana la belleza está por doquier, es solo que no nos detenemos a apreciarla, donde quiera que mires hay belleza, aún en los barrios de miseria hay cierta belleza en el cielo, el aire, la tierra y en las personas que saben vivir el día a día, que tienen una mirada cálida y brillante, con la llama de la esperanza y el deseo de sobrevivir, siempre iluminando su paso, y a pesar de los pesares, saben ser amables y trabajar con amor y dedicación. Al pasearte por nuestros campos te das cuenta de que la belleza, pobreza y felicidad, son compatibles y se pueden encontrar en el mismo lugar, los invito a comprobarlo.

Nos vamos en metro de Santo Domingo con Mily Quezada, otra conocidísima cantante. Verán todo el ambiente acompañado de voz y música de merengue.


¡Serán siempre bienvenidos a República Dominicana!





Abrazos para todos y espero con cariño todos sus comentarios.


28.10.17

CAOS








Se levantó con un caos en la cabeza, no encontraba su propio norte. Miró de nuevo lo que había escrito y rehecho la noche anterior e hizo un intento gutural de risa. Una sonrisa alzada entre la pesadumbre y el desconsuelo. Estaba solo. Sentado en su sillón de felpa verde, en aquel rincón, arropado en el vacío de una bata roja deshilachada y arrugada; con los dedos abrasados por la nicotina, al igual que su labio inferior y el esmalte de sus descascarillados dientes. Las manos cruzadas, temblorosas. Los dedos cosidos, estaban abrasados y cosidos. Pensó como había podido llegar a escribir aquello. "Comienzo a escribir y no me conozco" - lo expresó en voz alta-. "Siempre he dicho que la literatura no debe ser agredida. La palabra debe seducir y no aducir. Me siento que he atropellado mis propias letras, las siento como si resbalaran del papel por simple inercia de lo impropio. Me doy de bruces contra mi propia plática de años”. Este escritor tal vez pensó que si alguien leía su rompecabezas se volvería en contra de él. En realidad, por mucho que lo intentara no volvería a escribir como lo había hecho hace años; cuando sus novelas atraían a tantos lectores... 

Pero éste era realmente su engaño. Nunca tuvo libros como otros tenían, ni éstos se refugiaron en bibliotecas ajenas. Él no aguardó momentos, ni se amparó en sus renglones subido en plateas literarias. Y nunca escribió nada que fuera publicado. Jamás escribió una sola sílaba que sintonizara, ni párrafo que pudiera ser enlazado. Siempre construyó frases usando palabras ajenas; rebuscaba hojas, apuntaba frases, dejaba párrafos escondidos para unir los suyos, los que él consideraba como propios. Jamás pudo descifrar su pensamiento para esgrimirlo en unas simples líneas. Eran sus castillos literarios: soñar con alabanzas de quiénes nadie se las dejaron porque nadie le leía. 

Al día siguiente con la niebla atrapada aún en el prado y creyendo que su vida seguía congelada como aquel amanecer turbio, cogió el lápiz y comenzó a escribir. Con lágrimas turbadas agarradas a las pupilas y esas manos  en cierto modo temerosas, intentó reponer sus puntadas, las descosidas del día anterior. Limpió los pliegues de sus dedos con su mirada fija en ellos, y mientras lo hacía pensaba que era el momento de sincerarse con su interior y con la garganta medio agarrotada, trazó estas letras: 

“Qué frágiles son los sentimientos, solo se ven platillos sueltos sin el brazo de la balanza. Cuando la integridad se daña, en un instante quiero pensar en que mis palabras escritas puedan cicatrizar mi alma” 

Por fin pudo hacerlo: escribir siendo él mismo. Le ganó un buen rato a la vida y salió de su caos en un amanecer de bruma. Por un momento ganó un instante.





24.10.17

LAS CLAVES DE TU MANO. REPÚBLICA DOMINICANA








Inauguramos sección “LAS CLAVES DE TU MANO”


Sobra deciros la ilusión que tengo por inaugurar esta nueva sección.

Pero es que es casi la misma que ha mostrado I. Harolina en enseñarnos su país: REPÚBLICA DOMINICANA. No ha dudado ni en segundo. Ha confiado plenamente en este blog, para contar todo lo que le apasiona de su país. Y es mucho: ella no ha escatimado en imágenes ni en texto, en presentarnos a su familia y en compartir con nosotros sus momentos más íntimos con familiares y amigos en lugares de una gran belleza. En fin, Idalia lo ha puesto todo. Lo más humanamente posible que se puede ser a la distancia y con un gran océano por medio ¡Gracias mil!

Idalia Harolina (original nombre que suena a melodía ¿verdad?) a esta compañera, ya muchos la conocéis, y si no es así, ¿a qué estáis esperando? Cuando contactamos para hacer realidad esta propuesta e inaugurarla, se hablaba que había amenaza de huracanes por Centro América y zona del Caribe. Y así fue. Dos veces nada menos en la misma semana, un infernal tiempo que quería destrozar este paraíso isleño. Y no os lo vais a creer, pero en mitad de todo este pronóstico de mal tiempo, allí que estábamos nosotras compartiendo emails y fotos entre preguntas: ¿cómo estás? ¿qué ha pasado? ¿todo bien? Con cortes de luz, vendavales y miedos por lo que pudiera pasar en esta parte del mundo.





I.Harolina nos va a presentar su país en un relato. Imagen y palabra. Ella también nos va a revelar un secreto: la clase de persona que es. Eso lo vas a comprobar enseguida: es un ser sencillo, espiritual, sentimental, sensible y con una energía muy positiva. Y ¿sabes? esa energía, en gran parte, se la baja de las montañas, sí, porque nuestra compañera es "escaladora", de las altas cumbres, donde el cielo se funde con la tierra. Hay que ver de lo que se entera una. ¿Ni te lo imaginabas, verdad? 

De su blog todo lo que saquéis son buenas intenciones y unas ganas inmensas de compartir. Así lo demuestra cada día con sus entradas. Ella nos habla de pensamientos, reflexiones, sentimientos, objetivos, perspectivas. El aprendizaje de vida, como ella lo considera: “Acércate, comparte y fluye” Pariendo felicidad auténtica.

He querido compartiros todo el texto que ella ha enviado sobre su país y la mayoría de sus fotos (que han sido muchas más, pero por espacio del blog no todas he podido compartirlas). República dominicana, tal como nos lo presenta Idalia la vamos a disfrutar en dos entradas (tiene tanto por enseñar) así que ésta es una parte. Y la siguiente, en breve os la compartiré, así que Idalia estará con nosotros otro día más. ¿No os parece genial?

¡Disfrutad de este país de las islas del Mar Caribe con las claves de la mano de Idalia Harolina!


¡Saludos a todos! nuestra foto familiar. Ellos son parte vital de mi historia


Ante todo quiero dar las gracias a Emerencia por invitarme a participar en su nueva sección del blog, que me atrevo a afirmar que será muy interesante, como todo lo que viene de sus manos y encontramos en este fabuloso blog, capaz de llevarte al más lejano confín del planeta y hacerte sentir que eres parte de esos viajes que tan generosa y elocuentemente ella nos comparte. 
Gracias Eme, espero poder estar a la altura de tu blog y sus viajes y fotos.

REPUBLICA DOMINICANA, UN PARAISO EN EL CARIBE





Hablar de la República Dominicana, mi país de origen, es sin dudas una tarea fácil y difícil a la vez, son tantas las bondades, que podríamos caer en el error de obviar las perversidades y negatividades, que desde luego las hay. Su belleza, sin igual y encantadora, y sobre todo, la gente tan especial, amable y acogedora, hacen de esta isla una comunidad pintoresca y un destino turístico y de permanencia fija, muy apetecible ¡Somos el país del eterno verano!

Este terruño es una hermosa isla tropical paradisíaca, de sol, mar, palmeras y verdor, mucho verdor, acompañado de flores de un rojo intenso, amarillo, anaranjado, rosado, morado y otros colores matizados y salpicados de la gracia divina, como los de nuestros atardeceres, que  saben a gloria y felicidad por estrenar. Y los amaneceres que huelen a rocío mañanero, a tierra mojada, a niebla y brisa fresca del campo, a juegos de amor, a faena cotidiana, a café con pan, a mangú con huevo, queso frito o salchichón...


imagen de Jonh Coulter


"Hay un país en el mundo
colocado
en el mismo trayecto del sol.
Oriundo de la noche.
Colocado
en un inverosímil archipiélago 
de azúcar y de alcohol..."



Con un clima cálido y soleado, en la semana trabajamos de sol a sol, con noches de luna y estrellas, nos colmamos de amores pintorescos y apasionados, de juergas y tertulias en las aceras, música movida y baile cadencioso en la calle, al compás de nuestro sabroso merengue. Los fines de semana son nuestros, como decimos acá, “Pa’goza” o hacer lo que nos apetezca.

Somos un pueblo de gente buena y trabajadora, amables, hospitalarios, alegres y serviciales, y con un sentido del humor fuera de lo normal. Fácilmente convertimos el llanto en risa, los problemas en circos y temas de cherchas callejeras o virtuales; y dejamos las preocupaciones broncearse al sol, quemadas lucen mejor. Tenemos el secreto para convertir en oro la miseria y en oportunidades las desgracias.

Ese es el perfil que nos caracteriza, así somos los dominicanos. La idiosincrasia, camaradería y creatividad de este país no tiene comparación, es un país especial por demás, alegre y sin igual, fiestero y parrandero aunque no tenga dinero, y que tiene por lema “Hagámosle fiesta, a lo que nos molesta”, o sea que de cualquier crisis hacemos el mejor humor.

Pero tampoco vayan a equivocarse, a la hora de pelear y sacar la cara por los demás y por el país, somos serios y entregados a la causa, un pueblo valiente, así sea a fuerza de dolor disfrazado de humor. Nuestra historia da cuenta de nuestro valor. ¿Por qué nos conocen mayormente? Por nuestras playas y paisajes, música (merengue) y artistas, peloteros y deportistas, cerveza y ron, y por ser amistosos y confiados, pues de una crisis sacamos una oportunidad para lo que sea, especialmente para reír. 



...Sencillamente
liviano,
como un ala de murciélago
apoyado en la brisa...






Aquí les muestro a tres niños de nuestro país, al verme tomando fotografías con mi celular para mostrarles a ustedes con la sencillez que nos caracteriza, se atrevieron a pedirme que les hiciera una foto. Se sorprendieron cuando les dije, está bien, prepárense, y posaron bellamente para la cámara. Les mostré la foto y les dije, ¡Quedaron muy bien! ¿Les gusta? Contestaron que sí. Les pregunté si eran hermanos y me dijeron, - no amigos, somos amigos- , les dije, es casi lo mismo. Saben algo, su foto va a recorrer el mundo, van a salir en internet. Me miraron incrédulos, sonrieron, siguieron su camino y yo el mío. 



"Mi táctica es 
mirarte 
aprender como sos 
quererte como sos..." 




Pero somos mucho más. Somos artesanos, agricultores, ganaderos, pescadores, escultores y pintores, poetas y escritores, trabajadores y muy versados en amores. También somos pobres diablos, pregoneros y vendedores, buscones y chiriperos e improvisadores…
Y por si fuera poco, somos bulteros y allantosos. No nos gana nadie, nos las sabemos todas y una más..., puros parlanchines y simples mortales que se creen inmortales, pero todo eso lo hacemos con una gracia muy particular.
Como latinos, tenemos raíces indígenas y africanas, además de española. Una mezcla de culturas, tradiciones, folklor, que hemos ido dándole con el tiempo carácter de autenticidad, de autóctono y regional. Rasgos físicos que nos dan una particular identidad, y una forma de hablar única, cuyo vocabulario, entonación y pronunciación, varían según la región.





"...mi táctica es 
hablarte 
y escucharte 
construir con palabras 
un puente indestructible..." 


En el Sur, es muy característico hablar con una rara entonación (un cantaito), y cambiar la “i” o la “l” por “r” y arrastrar mucho la “r” donde la lleva, por ejemplo: acerte por aceite / somos der surrr.
En la región del Cibao, matamos el idioma español y creamos uno muy particular, el cibaeño, con palabras que solo nosotros, los cibaeños, entendemos, y a todo lo que lleva “r” o “l”, le ponemos la “i”: 

"de poi medio, poique en ei Cibao, hablamos cibaeño" ja, ja.

Las otras regiones tienen su peculiaridad, pero no son tan notorias.







La ciudad de Santo Domingo, nuestra capital y primera ciudad de América, con nuestro famoso Malecón, la hermosa Zona Colonial, sus museos, parques, plazas comerciales, lujosos hoteles, etc., es de por sí un gran atractivo vacacional.






"...Sencillamente
claro,
como el rastro del beso en las solteronas antiguas
o el día en los tejados..."



La avenida George Washington, es nuestro famoso “Malecón” 


Nuestro famoso Malecón, la hermosa Zona Colonial y sus museos son de lo más conocido en Santo Domingo.


"...Sencillamente
liviano,
como un ala de murciélago
apoyado en la brisa..."




Plaza Juan Barón

El lugar más visitado por los turistas y frecuentado por la ciudadanía es nuestra zona colonial: sus calles, sus casas coloniales, museos, bares, restaurantes, centros nocturnos etc. Guardan años de historias aun sin contar, y probablemente nunca salgan a la luz. A estas, cada día, se le suman unas cuantas más. Una muestra de todo lo que les cuento:



Desde el Alcázar de Colón


Museo de las Casas Reales


Vista desde la explanada del Museo de las Casas Reales es la primera foto, allí muestro el Alcázar de Colón al fondo, al centro, más allá, los puentes sobre el río Ozama.


Reloj de Sol

Fortaleza de Ozama





Esta última foto es la Avenida del Puerto, el rio Ozama, puente flotante y puentes colgantes y parte de Santo Domingo Oriental.



"...Sencillamente
frutal. Fluvial. Y material. Y sin embargo
sencillamente tórrido y pateado
como una adolescente en las caderas..."


Nuestro terruño tiene rasgos culturales bien definidos. Los de carácter religioso fueron heredados de la Madre Patria (España y ¡Olé!), por eso somos un país mayormente cristiano y mariano (devoción la virgen María) y guardan mucha semejanza con ella, con la Madre Patria.



catedral primada de América

basílica higüey



Contamos con hermosos templos religiosos (iglesias y catedrales), como nuestra hermosa y famosa Basílica de Higüey, (templo en honor a nuestra protectora y madre espiritual del pueblo, la Virgen de la Altagracia), nuestra bella y antiquísima Catedral Primada de América, y la preciosa iglesia Sagrado Corazón de Jesús en Moca, famosa por su puerta del perdón, entre otras. En Semana Santa se acostumbra a visitar estos altares en cada ciudad y en navidad y noche buena son visitados también para ver los nacimientos, o belenes como son llamados.




Tenemos una patrona nacional, “La Virgen de Las Mercedes” cuyo día se celebra el 24 de septiembre, y una virgen protectora de la nación, “Nuestra Señora de La Altagracia”, cuyo día se conmemora el 21 de enero. 



"...mi táctica es 
quedarme en tu recuerdo 
no sé cómo ni sé 
con qué pretexto 
pero quedarme en vos..." 


Estas fiestas se celebran a todo dar. El pueblo en cuestión, se desborda en alegría con procesiones y peregrinaciones o eventos deportivos, culturales, juegos y competencias (baile de la cinta, subir el palo encebado, carreras en saco, etc.), música típica y folclórica, fiesta de palos y atabales, venta de comida típica de la región, o criolla y nacional...



El mangú

Hablando de comidas somos conocidos por platos como el sancocho, la bandera nacional (arroz blanco, habichuelas rojas y carne guisada), el locrio de pollo, el asopado, el arroz con guandules y coco, el pescado con coco, el bacalao con domplin, el puerco asado en puya, o relleno de moro, carnes a la parrilla, el mangú con salchichón, el mofongo, la yuca con queso frito, los tostones o fritos verdes, los pasteles en hojas, el arroz con leche, el chenche y el chacá…,  en fin una diversidad de platos y una gran variedad de preparación, al igual que nuestros postres.


el sancocho


Parrillada


Algo que forma parte de nuestras tradiciones, es la celebración de Noche Buena, una fecha muy significativa a nivel familiar. Toda la familia se reúne el 24 de diciembre a disfrutar de una cena especial, ya sea opulenta o sencilla, lo importante es reunirse a despedir y agradecer el año que casi termina, con sus penas y sus alegrías, compartir juntos y hacer un intercambio de pequeños presentes o regalos para celebrar la conmemoración del nacimiento de Jesús.



cena navideña



Otra de nuestras fiestas principales es la del carnaval, que se celebra en conmemoración de nuestra fecha de independencia, que es el 27 de febrero, por lo cual, todo el mes de febrero (el mes de la Patria) muchos pueblos se visten de carnaval, siendo los más famosos y vistosos: el de La Vega, Santiago, Bonao, y San Pedro de Macorís entre otros.



carnaval vegano

Al final del mes se hace un gran desfile nacional en Santo Domingo, nuestra ciudad capital, al cual acuden la mayoría de los pueblos y desfilan con carrozas y comparsas a todo lo largo de nuestro malecón, frente al mar Caribe. Esta tradición, es la más alegre y colorida de nuestra nación. 







"...mi táctica es 
ser franco 
y saber que sos franca 
y que no nos vendamos 
simulacros 
para que entre los dos 
no haya telón 
ni abismos..." 


Playa bonita, las Terrenas


Nuestra isla, montañosa, de ricas tierras, exótica flora y variada fauna, tiene lindas playas y ríos y mucho verdor. Cuenta con lugares encantadores, mágicos diría yo, muchos se promocionan para atraer a los turistas como: Punta Cana, Bayahibe, Montaña Redonda, Las Terrenas, El Salto del Limón, Cayo Levantado, Bahía de las Águilas, Los Haitises, Casa de Campo en La Romana, etc.
Otros permanecen como el secreto mejor guardado, solo algunos nativos los conocen. Y en paralelo a estos dos, hay otros lugares no tan conocidos o visitados, pero tampoco desconocidos.
Para los que deseen visitar el país y conocer parte de sus encantos, les recomiendo además de los ya enumerados (que pueden encontrar información de ellos en la web, ya que no todos los he visitado), algunos lugares y destinos que si he visitado o lo han hecho amigos y familiares, y les muestro fotografías tomadas por nosotros.



Salto del limón


* Samana, al Noreste del país, posee una gran cantidad de destinos turísticos, sus hermosas playas como Las Terrenas (que siempre he deseado conocer y muy pronto iré), Las Galeras, El Salto del Limón, Cayo Levantado, El parque Nacional Los Haitises, y el avistamiento de las ballenas jorobadas entre otras atracciones. Con dos aeropuertos internacionales y su puerto, y un sin número de hoteles de alta jerarquía. Es un buen referente de la belleza del país.



Playa Coson, Las Terrenas


* La Romana, al Este del país, con varios destinos turísticos. Podría ser la más frecuentada por los turistas, por su famoso complejo turístico Casa de Campo, sus campos de golf y el anfiteatro de Altos de Chavón. También cuenta con un aeropuerto internacional y un puerto, y con atracciones como la isla Saona y la isla Catalina, y otros destinos que hacen de La Romana una opción  irresistible.



Pasadía en la playa



* La Altagracia, al Este del país, con destinos turísticos en varias ciudades, entre ellas Higüey,  Punta Cana, Bávaro y Bayahibe, todas con hermosas playas, excelentes hoteles y un sin número de atracciones. Tiene el famoso complejo turístico Cap Cana y el hotel Hard Rock, y con un aeropuerto internacional.


Mi hija en Punta Cana


* Puerto Plata, al Norte del país, por sus numerosas y bellas playas, entre ellas Sosua, de aguas cristalinas, y Cabarete, con grandes olas buenas para surfear (hace años que no voy). También es conocida por sus famosos 27 charcos de Damajagua, su parque acuático, por su telesférico en la montaña Isabel de Torres, su famoso puerto turístico, etc.

* María Trinidad Sánchez, en la Costa Norte del país, con hermosas playas como La Boca, playa Diamante y la Laguna Dudu, un paradisiaco tesoro nacional, con sus manantiales de aguas naturales y cristalinas, ideal para bucear, tirarse de lianas al estilo Tarzan o del zipline, con sus cuevas y lagos subterráneos, toda una aventura cargada de adrenalina.


Laguna Dudu, río San Juan


Estos, entre otros, son los principales destinos turísticos del país. Como han  visto tenemos mil historias que contar (y las que faltan y verán en el próximo encuentro) Mucho más de esta maravillosa naturaleza de mi isla. Más rincones que mi familia y yo hemos visitado. Allí estarán ellos conmigo y mis lugares preferidos de las montañas. Y ¿no tienen curiosidad por mis rinconcitos del día a día? 

República dominicana es un hermoso país para vivir con lugares mágicos que visitar, mucho carisma, alegría y talento que valorar y compartir; y sobre todo mucho, pero mucho, muchísimo que agradecerle a esta hermosa y rica tierra que nos vio nacer.



Parque de los tres ojos (las dos fotos) lagos subterráneos



"...No importa cuán estrecho sea el camino,

cuán cargada de castigos la sentencia,

yo soy el amo de mi destino,

Soy el capitán de mi alma..."







Hasta la próxima. En la próxima nos vemos y les sigo contando. Ahora espero aquí sus comentarios. Me gustará saber que les parece lo mostrado de mi país. Un abrazo para todos.

PARA SEGUIR LEYENDO A IDALIA Y SU MARAVILLOSO PAÍS AQUÍ