traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

29.5.16

EL CAÑUELO





Hay un lugar donde el atardecer enrojece con unos colores que en pocos lugares he visto. Hacía años que no había vuelto por aquí, algo imperdonable estando tan cerca de esta maravillosa cala. Recuerdo aquellos atardeceres de verano tumbados en la playa con los amigos de la juventud, los de la sonrisa alegre y el brillo en los ojos, con una ilusión fijada en el futuro…







Este rincón del mediterráneo se encuentra en Maro (Málaga). Aquí las estribaciones de la Sierra de la Almijara fueron troqueladas por el mar. Hay salientes y peñones que le dan un perfil muy característico a este paisaje. 

El nombre deriva de manantial, tal vez por que hay estrechos hilos de agua que bajan de la sierra y que se aprovechan en pequeños pozos e incluso andan libres entre carrizales.

Esta preciosa cala del Cañuelo permanece casi natural (algún vestigio humano hay, inevitable, sabiendo como somos). Su conservación es sostenida al formar parte del paraje natural de Maro-Cerro Gordo, un espacio protegido.





Aquí, muy cerca de la orilla, la alcaparra brilla entre lentiscos y amapolas marinas. Un lugar donde la cabra hispánica corretea y te mira descarada, sin miedo, libres por estos parajes cubiertos de vegetación de matorral y pinar mediterráneo. A este bóvido se le puede ver con bastante frecuencia comiendo al atardecer por la parte escarpada cerca de la orilla, o a la sombra de los algarrobos que hay dispersos en bancales, los que un día también se cultivaron. 


Alcaparra (Capparis spinosa)
Cabra montés (Capra pyrenaica hispanica)


Cañuelo es una de esas calas marinas que está escondida entre los acantilados. Se puede ver desde la antigua carretera costera N-340 con sus fondos transparentes entre el Peñón del Fraile y la cala del inglés. La arena tiene un color cetrino y las piedras de grava blanquean la orilla. Solo los días de poniente la oscurecen, cuando el mar arroja millones de algas coralinas envueltas entre la espuma del oleaje. También puedes encontrar algún rastro de Posidonia, de esas pocas plantas marinas que quedan en el Mediterráneo.



foto archivo  

La playa está también abrazada por un par de torres vigía: la torre del pino y la torre del cerro Caleta. Muchas de estas construcciones son del siglo XVI. 



Parque natural acantilados de Maro-Cerro Gordo


Había que imaginarse por esta costa a las galeras de los piratas berberiscos con remos y velas cuadrangulares doblegando las mareas, y estas torres encendidas, iluminadas por las hogueras que se hacían en el interior; y si era de día, entonces se comunicaban entre ellas con una columna de humo. Una a una se veían más allá de los cerros.



Torre de Maro





Estas torres nazaríes (que muchas después se rehicieron) aguantan las embestidas de vientos y de años. Fueron utilizadas hasta el siglo XVIII.






Este trozo de costa como podéis ver es muy especial, conserva el encanto del pasado y la belleza natural de hoy, y esperemos, que de siempre. Un abrazo


22 comentarios:

  1. Me imagino lo que sería pasar unos días en una de esas torres (si estuviesen acondicionadas para ser habitadas, claro), comodamente aislada del mundo en ese entorno. Sería un placer hacerse eremita.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí ¿verdad?no sería ningún sacrificio, con estas compañías te lo piensas, escribir, pintar, contemplar, sanarias por dentro y por fuera. Oye me lo estoy pensando... Pronto comenzará a bajar gente para verla, menos mal que ponen un autobús y al menos la gente se lo piensa un poco. Desierta es un regalo ahora. Un abrazo

      Eliminar
  2. Qué sitio tan maravilloso. Parece mentira que en pleno Mediterráneo, queden lugares tan bien conservados. Todo un lujo. Tenemos pendiente un viaje a Andalucía porque hace años que no vamos. Este que nos muestras hoy sería un sitio a visitar. Un paseo al anochecer tiene que ser toda una experiencia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa, si realmente es un pedazo de costa protegida con unas siete calas, pero esta es la que más me gusta. El anochecer es algo mágico. No hay ruidos solo el mar y ese cielo,.... Pues cuando vengas ya me avisas para aconsejarte. Un abrazo

      Eliminar
  3. Preciosos rincones de nuestra geografía, ¡Ay! si las carreteras no hubieran llegado a estos lugares, todavía se podría disfrutar de playas vírgenes y calas escondidas.
    Bonita presentación.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francisco, pero tiene todavía su encanto este pedacito de litoral hasta Nerja, merece la pena verlo.
      Siguen aún por estar protegidas, al menos ha sido un gran acierto por nuestra parte. Un abrazo

      Eliminar
  4. Me quedo con esos atardeceres, parecen postales. Es una envidia de lugar, y eso que yo veo a diario los amaneceres en el mar.
    Maravilloso post, Eme, un placer visual en toda regla.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola Emerencia, además de la belleza de los paisajes me ha llamado la atención el tema de las torres, pues siguiendo la línea de costa hasta Gibraltar, entre Sotogrande y La Línea de la Concepción conozco varias de estas torretas que siempre me llamaron la atención.
    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra Miguel que te hayan llamado la atención es un tema histórico fascinante. Imagínate la época de Barba Roja, Carlos I, los asaltos, las torres encendidas, las luchas en alta mar,...Gracias, un abrazo

      Eliminar
  6. Muy apetecible en esta primavera que empieza a ser calurosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Zarzamora por tu visita. Aquí ya es verano. Hace calor durante el día y los primeros atrevidos en bañarse ya juegan con las olas de poniente. Un abrazo

      Eliminar
  7. Hola Emerencia,
    precioso lugar. Una amiga mía de Melilla tiene una casa de verano en El Cañuelo, así que imagínate los veranos que hemos podido pasar allí.
    Suscribo y comparto cada uno de tus acertados comentarios. ¡ Las fotos son geniales!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué sorpresa! gracias por tu comentario y pensar que habéis estado por aquí.... Estos fondos deben de ser espectaculares para los amantes del mar. Un abrazo familia Macarena

      Eliminar
  8. Las calas, las playas y toda esa parte de la costa malagueña que nos muestras es un paisaje precioso, casi virginal. Merecerá la pena conocerlo, si tengo ocasión. Pero tu descripción es mágica, solo con leer y contemplar se abren los cinco sentidos. Me encantó.
    Un beso y comparto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa, si que me alegro que te haya gustado. Sí es así, mágica, y sobre todo en el atardecer. Besos.

      Eliminar
  9. Tiene toda la pinta de ser un rincón poco frecuentado y por supuesto virgen. Hace muchos años estuve pro la provincia de Málaga estoy en deuda de volver a visitarla. Preciosos atardeceres. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen, sí que lo es su acceso es limitado a vehículos rodantes, es un paseo a pie que bien merece la pena. Gracias. Una abrazo

      Eliminar
  10. Hola Eme, me alegro que hayas compartido esta entrada 😍😍 pues es una zona que no conozco y es una maravilla!! Menos mal que está toda la zona protegida porque sino las urbanizaciones se la habrían comido.
    Eme, esos atardeceres con amigos que tan bien describes son inolvidables y son un lujo que tenemos que guardar como un tesoro.
    La costa mediterránea tiene una historia de piratas, berberiscos, intercambios,comercios, amores y luchas que podemos transportarnos en cualquier paisaje al miles de historias. Con las Torres tenemos un filón!!
    Eme, me lo apunto para una escapada, ya te preguntaré.
    Besitos veraniegos querida 😙😙😙

    ResponderEliminar
  11. Hola Xus, me alegro que te gustase, es un lugar muy auténtico, es mejor conocerlo en septiembre con menos presión de la gente. Genial si te animas a venir, hay muchos otros rincones en este trocito de espacio ilimitado a los ojos. Un abrazote

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué añoranza de mar! ¡Soria está tan lejos de Málaga! Miraré estas fotos tuyas y soñaré...soñaré que estoy en la playa escuchando las olas y viendo las puesta de sol y las cabras montesas.
    Adiós, voy a bañarme un ratito.
    Gracias, Eme, me encantan las calitas secretas.

    ResponderEliminar
  13. Gracias a ti por pasarte por este trocito de costa y bañarte en sus aguas. Un abrazo grande María

    ResponderEliminar