traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

26.4.17

PRIMER VIAJE DE XUS CLIMENT






Hola. Hoy de vuelta de nuevo con los viajes compartidos con los compañeros seguidores del blog. Anteriormente ya contaron sus primeros viajes MIGUEL PINA y MILANO NEGRO Comprobaréis por sus viajes lo entrañable que ha sido conocerles y colaborar con ellos en esta iniciativa de VIAJEYFOTOS.




En esta ocasión la brújula imantada de añoranza y tiempo nos trae a XUS CLIMENT. Compartimos la misma pasión: escribir crónicas viajeras en nuestros respectivos blogs. Y para comenzar que mejor que una frase con la que abre Xus su cuaderno virtual: “Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente”. – Mark Twain


Los VIAJES DE XUS son una invitación a la aventura. Un apasionante descubrimiento de lugares y rutas nuevas que Xus comparte con todo lujo de detalles. Y es que para esta licenciada en Historia su blog es un universo personal desde hace unos años. Los “viajes de Xus” es para esta alicantina un deseo más allá de la pasión por viajar. En este blog la memoria y el amor han tenido mucho que ver; en él expresa sus impresiones y sensaciones; cuenta su experiencia y sus referencias sacando de sí misma aquellos detalles, personajes, películas y anécdotas que se tejieron en cada escapada. Xus nos sopla al oído que “la madurez es un grado” y es que sus viajes son algo más que un reportaje fotográfico ¡No os perdáis este blog!

Os dejo con una jovencita Xus y su primer viaje a Londres. Un viaje que cambiaría su percepción del mundo. A continuación de su detallado relato añadiré un complemento con algunas de las fotos que recogí de mi estancia en esta ciudad y alguna información para animaros a visitar esta capital inglesa.

 ¡¡¡ Gracias compañera!!!



«Eran los años 70 y la televisión en blanco y negro, nos mostraba de vez en cuando imágenes de una Europa llena de movimientos contra-culturales, llena de música y de "color", nos enseñaba sin darse cuenta otro mundo, era como si de repente se abriese una ventana de aire fresco.

Para mí, la pequeña de tres hermanos, la vida transcurría escuchando a los Beatles, viendo películas, soñando con ser mayor y con algún día poder volar. Ese día llegó, era marzo de 1974 y mis sueños se hicieron realidad, Eurekaa!! Mi hermana, de 20 años, que llevaba dos años trabajando, me invitó a que la acompañara a ver a una amiga a Londres, y como excusa visitar a nuestra tía casada con un inglés que vivía en Portsmouth. ¡Alguna excusa había que tener para volar a Londres! Nos costó un poquito convencer a nuestros padres, pero yo era la carabina perfecta. ¡No nos lo podíamos creer!! Les pareció bien y aceptaron.

Y allí estábamos las dos hermanas, de 20 y de 14 años, preparadas en la escalerilla del avión para poner rumbo a nuestra primera aventura en solitario por el Londres de los años 70. No os podéis imaginar todos los pensamientos que venían a la cabeza, íbamos rumbo a descubrir "otro mundo" fuera de nuestros límites pueblo-ciudad, íbamos a "mirar" (con los ojos bien abiertos) otra manera de vivir y sobre todo íbamos a pisar por primera vez la gran "metrópoli" que influenciaba todo lo que nos deslumbraba. Lo que recuerdo a partir de que el avión despegó es maravilloso, por eso cuando he vuelto al pasar los años siempre he mirado a Londres con un cariño especial, casi con añoranza, de volver a sentirme una niña como entonces.




Todas las expectativas que teníamos fueron superadas... Descubrimos un maravilloso Hyde Park, remamos por su lago con una barquita, comimos perritos calientes sentadas sobre la hierba del parque, asistimos a los debates en la famosa esquina de "Speakers corner" con oradores hippies melenudos y anarquistas (alucinadas y sin entender nada), probamos el "desayuno inglés", ese Té con variedades (...) fuimos a la famosa en esos momentos "Carnaby Street" con sus tiendas de ropa india, sus murales psicodélicos y su suelo especial. Subimos a un autobús rojo con dos pisos, viajamos en metro. También fuimos en tren hacia el sur, a Portsmouth. Alucinamos por la cantidad de gente que llevaban sombreros y con los gentlement con bombín y paraguas. Nos atrevimos y sacamos entradas para ver "Jesús Christ Superstar" en el Teatro ¡imaginaros el impacto! Una corriente de "amor fraternal" nos invadió, salimos transformadas en "adoradoras del rock" jajaja.




Después de relacionarnos con la familia de la amiga de mi hermana, de comprar en grandes superficies y preparar comida "típicamente inglesa" me tocó hacer de niñera por una noche y los mayores salieron, todo me parecía fantástico, hasta mirar cómo se maquillaban y se arreglaban para salir. Pero lo que realmente nos llamó poderosamente la atención fue la libertad y lo desinhibidas que veíamos a las mujeres jóvenes. El descubrimiento de la famosa tienda "BIBA" fue alucinante con su decoración decadente mezclando Art Nouveau con una atmósfera sofisticada y psicodélica. No teníamos ninguna referencia de estos almacenes en España, ni sabíamos que la moda hippie estaba cambiando hacia una moda más ecléctica y sofisticada. Nosotras teníamos más idealizada una moda más informal, la que veíamos en las revistas o en la TV, pero casualmente paseando por Kensington entramos a esta tienda en la que entraba mucha gente joven y nos encontramos de pronto en un paraíso hippie de lo más sofisticado. El olor a incienso y a pachuli envolvía el ambiente, los mostradores eran de espejos y adornados con plumas de avestruz, sofás y sillones con decoraciones de leopardo, donde reposaban estilosos jóvenes con pamelas y plumas.... buenooo los ojos no me abrían más jajaja ... nos pareció de verdad, el paraíso. Y además no queríamos parecer niñatas de provincia (aunque inevitablemente se nos notaría) y nos pusimos a probarnos ropa.  Pero lo que más nos impactó fue entrar al probador. Era una gran sala redonda, toda diáfana rodeada con esos espejos y plumas, donde todas las chicas se desnudaban tranquilamente y se probaban la ropa unas con otras, sin ninguna vergüenza, eso sí que era ser ¡¡desinhibidas!! Nosotras que veníamos de un colegio de monjas y educadas a no enseñar nada… Para mi Londres era la ¡¡LIBERTAD!!

Después de condensar tanta experiencia y tanto estímulo, había que regresar a nuestra realidad en blanco y negro, habíamos estado en Europa y regresábamos a la  España franquista. Volvimos felices, el amor de los padres y la tierra tira mucho, pero ya no regresamos igual, el viaje nos cambió »

Emotivos recuerdos, qué entrañable relato !!! Gracias de nuevo Xus!!!

Y ahora para cambiar la brújula del tiempo una musiquita y pasamos a continuación a conocer algo más de Londres.





Desde aquel año 1970 de Xus, el 2003 (cuando yo fui) y la década actual han ido cambiado bastante los acontecimientos en Londres y en España. Cojamos una gabardina y una gorra de cuero y allá vamos.




Tal vez en los próximos cuatro años necesitemos no solo cambiar la moneda (que ya lo hacemos) sino también habrá que llevar pasaporte y un visado si se fuese a trabajar. No sé muy bien que va a suponer todo esto. Estos próximos Mayo y Junio darán que hablar de este país. En dos años se llevará a cabo negociaciones y esto traerá repercusiones económicas, sociales y políticas. ¿Qué ocurrirá con las alianzas comerciales, con los españoles que viven allí, los británicos que viven fuera, con Gibraltar…? Y es que los británicos recientemente han decidido el “exit”, la salida, de la Unión Europea.




Está claro que los ingleses siguen siendo diferentes, al menos así lo consideran ellos. Conducir lo hacen por la izquierda (también Japón y Australia, que digo yo que se les habrá quedado de herencia). Esto de conducir si sé que les viene de los coches de caballos, la fusta la cambiaron por el volante. Los británicos también están peleados con la línea recta; pocas calles lo son en Londres. Pero aparte de estas curiosidades, siempre ha habido otras distancias físicas y psicológicas, y tal vez esto sea lo que siempre nos ha atraído de esta capital imperialista. No soy muy capaz de decir lo mucho que nos une o nos separa, pero tenemos dos años para seguir comprobándolo. Se podrá ir con una libra un poco más barata, hasta que se estabilice esta situación en la isla. Así que ánimo ¡a conocer Londres!






Tal vez sea Londres una de las ciudades más visitadas por los españoles ¿no creéis? Son muchas las razones: el idioma inglés “toti presente”, su historia y sus curiosidades. El Big ban, sus autobuses rojos de dos plantas y sus cabinas (antiguos quioscos de correos); sus pubs tradicionales con sus jarras de cerveza (las pintas) y sus barcazas atracadas sobre el Támesis. Fascinante esas orillas del río. Las esclusas que evitan las inundaciones del río y muy cerca, el mundo literario y teatral de Shakespeare con su teatro circular “The Globe” construido sobre el original del 1599. En estos barrios bajos cercanos al río sigue aún esa aura de misterio en noches de neblina. Las esquinas torcidas de 1888 cuentan la verdadera leyenda de Jack El Destripador.





Todo esto es lo primero que me viene a la cabeza de cuando yo estuve allí. También recuerdo sus jardines. Sus barrios de calles estrechas donde abogados con toga y birrete, o gentleman de hoy con traje y cartera comían su bocadillo de mediodía sentados en un banco. O busquemos en el Hyde Park,  el “Speakers' Corner” a ver que nos cuentan con “ese derecho a hablar” de los oradores. Oh vaya, este rincón si ha cambiado ¿dónde se habrán ido ahora? ¿Habrá tenido que ver en algo el “Brexit”?





El puente de la Torre (Tower Bridge) me fascinó. Basculante y colgante a la vez, de cuento de príncipes. Llama la atención ese estilo victoriano neogótico ¿qué me decís de esas dos torres? No es del gusto de muchos por cierto, ha sido considerado incluso grotesco. Algo por el estilo (también neogótico) ocurre con el Big Ben y el Palacio de Westminster (El Parlamento). Recuerdo que a mi esa torre del reloj me fascinó. La torre es altísima, o al menos así me lo pareció, y el reloj de cuatro caras es considerado el más grande del mundo y de una gran fiabilidad y precisión.









El cambio de la guardia del Buckingham Palace me desesperó. Un espectáculo turístico de mediodía y un tropel de gente pisándose para ver un puñado de soldados. Estas cosas no son lo mío. Aguanté mucho mejor el tropel turístico en “Camden Town”. Un mercado alternativo y extravagante de mil impresiones y sensaciones. Curiosas las tiendas y los puestos callejeros; sus bares y cafés. Las ropas góticas (hasta entonces desconocidas) y los disfraces, los tatuajes y los piercings (y fíjate ahora) amenizados con música techno y efectos varios.






Y por último, añadir que Londres es una de las ciudades con más zonas verdes (por la que sabéis tengo debilidad). La Naturación urbana. Se encuentra naturaleza en cada rincón por donde pasees: puertas, patios, plazas, jardines, huertos urbanos, jardines verticales, parques, bosques. Es verde para contrastar con ese cielo tan gris que le caracteriza a esta ciudad. Os dejo para el final una estupenda entrada de Xus para que podáis ver lo que os digo. 

Maravilloso este recuerdo a dos manos de Londres. Espero que os haya gustado y ya sabéis, estáis invitados a contar vuestro PRIMER VIAJE. Estaré encantada de acompañaros en el recuerdo. Un abrazo






23.4.17

VIAJE SIN VUELTA








Emprendo el viaje a la Aurora boreal. Un solo pensamiento presente me acompaña: las últimas palabras de mi abuelo.





Él nunca fue a la selva virgen de los misioneros y nunca voló al polo norte de los descubridores, pero sí se perdió en el desierto del Sahara. Nunca huyó de los leones de África y corrió como gacela en las llanuras del Serengueti pero subió las pirámides de Egipto. Tampoco se descolgó del Gran Cañón del Colorado, pero vio con amargura como fracturaban la ciudad de Petra demoliendo su apreciada fachada. Y antes de que Corea bombardeara la Gran Manzana de Nueva York y ardiera como antorcha de amparo la Torre Eiffel, mi abuelo pronosticó “el gran suicidio.” Los lugares condenados se llenaron de cuerpos. El bosque de Aokigahara, en el Monte Fuji, con sus más de treinta kilómetros, ya no tenía árbol sobre lava que no hubiera cien cuerpos. Los mil metros del Golden Gate arrojaban cenizas de cadáveres y ahora balancean sus tirantas para columpiar las ánimas que flotan sobre reflejos amarillo magenta. El puente Nankín sobre el rio Yangtsé acuna huesos de esqueletos que el río devuelve a la que es ahora una orilla negra, un baño oscuro de vida con un color más allá del espectro visible. Muchos otros fueron más lejos y prefirieron desaparecer en la sinagoga de Satán, y hay quién a mitad de camino, se quedó en la antesala del infierno.

Mi abuelo murió en febrero del 2100 en un interfaz de ensoñación y en una hoja de papel electrónico dejó escrito: “Siento no haberte dado la luna pero te dejo lo único que merece la pena ver ya: el puente donde aún la muerte no ha llegado. Este agujero de gusano te llevará al universo que quieras. Elígelo tú”.





17.4.17

PRIMER VIAJE DE MILANO NEGRO







Con la experiencia de lo que fue mi primer viaje EGIPTO surge la estupenda idea de que los seguidores de este blog compartan también el suyo y nos cuenten todo lo que les supuso este primer viaje para ellos. Y así comienzan estas entradas compartidas con la brújula imantada de añoranza y tiempo. Un entrañable relato de aquel viaje y algunas fotos de jóvenes viajeros del mismo. Y si yo conozco el lugar, aportaría fotos e impresiones más actuales con el objeto de invitar a los demás seguidores a conocer más de ese sitio, convirtiéndose así en un viaje “acompañados en el tiempo”.




El primer compañero que abrió esta sección fue Miguel Pina.  Y ahora es Milano Negro  Tras este nombre está María José. Una bloguera comprometida con el medio natural, la ecología y la conservación de las especies. María es una internauta a la que no le importa que la sigamos llamando Milano negro porque un día estas preciosas aves entraron por su ventana y se quedaron con ella para siempre. Para que la conozcáis de primera mano, la dejo que se presenta con sus preciosas composiciones de fotografías que hace ella dirigidas a los niños MARÍA .Tiene varios blogs: Milano negro, un blog de opinión  Los ojos del Husky  y Comando Lobo. Este último, es un proyecto educativo con niños para la protección y conservación de la naturaleza. Son relatos donde los protagonistas son alumnos de un colegio que se convierten en agentes especiales del Comando Lobo. La mayor parte de la publicación está basada en las vivencias y experiencias de sus hijos ¡No os los perdáis!

Paso a dejaros a Milano Negro y su primer viaje a Granada. Y a continuación de su crónica viajera os contaré algo más de esta preciosa ciudad que levanta pasiones ¡¡Gracias compañera!!





Fue el embrujo de La Alhambra

Mi Granada no es como vuestra Granada. Porque la mía fue creada entretejiendo poesía, historia, sueños, fantasía y música.
Siendo yo chica, mamá entonaba una canción llena de misterio sobre Boabdil; y aquel moro me daba pena pues yo, también, era mora en las Fiestas de Moros y Cristianos. Y papá me contaba maravillas de la Alhambra y tocaba Granada con el laúd. Y el profesor de Historia nos explicaba que, mientras Europa estaba sumida en la ignorancia y la oscuridad, Al-Ándalus era el faro del conocimiento. Y después llegó Lorca…
Durante años, mi Granada particular fue, poco a poco,  tomando forma, robándome el corazón, y así la conocí sin haber estado nunca en ella.
Era consciente de que tan altas expectativas podían derrumbarse al contrastarlas con la realidad, me había sucedido en Francia. París nunca logró tocarme ninguna fibra sensible; en cambio Granada… ¿qué tendrá que se te queda en el alma?,  ¿qué tendrá que yo solo pensaba en visitarla?
La primera vez, llegué a ella como una Isabel de Solís, desnuda de todo derecho, amante secreta en una escapada fugaz; sin embargo, el poderoso embrujo de la Alhambra me convirtió en esposa aun con todo el universo en contra, igual que hiciera con Isabel.



O quizá fue la magia de las gitanas que nos leyeron las manos subiendo la cuesta de Gomérez: «Sufriréis y lloraréis mucho hasta poder estar juntos, pero luego vendrán cincuenta años de felicidad y tendréis un hijo y una hija»  Nosotros reíamos divertidos, incrédulos de aquellas predicciones que aceptamos como una atracción turística más. Hoy, ante nuestras bodas de plata, sonrío otra vez y pienso que la adivina acertó en todo.
Jamás he olvidado aquel primer amanecer cerca del Generalife. Un ruiseñor trinaba alegre sobre la copa de un álamo que nosotros veíamos desde la cama. Salimos temprano, casi no había nadie y los jardines y los palacios se tornaron más íntimos y sensuales para acoger nuestros paseos. Durante aquellos días, Granada se nos mostró luminosa bajo su cielo azul, repleta de colores, de aromas, de movimiento, en definitiva, rebosante de vitalidad.
En el viaje de regreso, hacía mías las lágrimas de Boabdil y una añoranza tremenda me calaba como si fuera agua; también, nosotros perdíamos la posibilidad de una vida feliz juntos al abandonar Granada.
El avión despegaba…, el desgarro era tremendo… y, entonces, al sobrevolar la Alhambra, me pidió que fuera su mujer. Prometo que yo no hice nada, fue el embrujo…, fue el espíritu de Muley Hacén que se compadeció de nosotros.
Hay una Granada hecha de sueños, de recuerdos, de poesía, de promesas de amor… y esa Granada inmaterial es tan real y tan auténtica como la tangible. 


Foto montada por María para celebrar este viaje después de 25 años


Después de esta historia de amor, estoy segura que alguien de vosotros quiere venir a Granada, y quién sabe, encontrar o perpetuar su amor ¡¡Gracias Milano Negro por compartir este especial e íntimo recuerdo!! 

Y para cambiar la brújula del tiempo una musiquita y pasamos a ver esa Granada inspiradora de amor y embrujo. 







barrio El Albaicín

Sierra Nevada, la Alhambra y las murallas Ziri en El Albaicín


Granada tiene una belleza natural. Corre cuesta  abajo por que le persigue Sierra Nevada y va resbalando por las laderas hasta besar la vega. Dos lomas frente a frente, la de la Alhambra y la del barrio del Albaicín. Antes de mora fue romana y por los judíos fue abandonada. Granada puedes verla, sentirla, porque fue viva en sus inicios y estará viva mañana. Cientos de narraciones históricas hablan de ella; los cuentos de la Alhambra la hacen legendaria. Viajeros se quedaron aquí prendados de su Fortaleza roja, de sus cármenes y de sus cuevas. Desde siempre han vivido gitanos en ella y han dicho la buenaventura y han deseado la buena suerte. Hoy día todavía se ven en la puerta de la catedral con ramas de romero en las manos intentando sacar alguna moneda. Granada es también la de García Lorca, la de las Manolas, las de la calle Elvira, las que van a la Alhambra, las tres y las cuatro solas. Granada se hermosea a cada paso. 
Granada desde mirador de S.Cristóbal

Catedral

Granada es prosa y es poesía. En ella te acompañan los jardines donde asombran los tilos, los ginkgos amarillean sus mariposas y las castañas de indias ruedan por la cuesta del Chapiz, Plaza Nueva, plaza Bib Rambla, acera del Casino, Paseo Violón y Campo del Príncipe. Por las laderas de pitas y chumberas del Sacromonte verás Granada. No irás solo con los coloretes subidos sino escuchando los murmullos y los arrullos del agua, de los baños árabes, de los ríos que la abrazan y de las fuentes con sus caños que borbotean en todas las plazas. Hay leyendas en sus esquinas que te la cuentan sentados en el Corral del Carbón y la Alcaicería. Hay miradas que se sorprenden en San Nicolás y San Cristóbal desde balcones y explanadas. 




Gran Vía de Colon

De La Alhambra que puedo contar para que no se me quede nada. Me enamora su silueta de día y de noche. Sus atalayas, sus pasadizos y sus ventanas. Bellos son sus patios y bellas sus salas. Me sobrecogen sus luces en la piedra y en el yeso, sus cúpulas de filigranas. Siluetas te persiguen en los pasadizos y en las calles abovedadas. El olor a jazmín y a naranjo agrio parece que en las paredes de los cipreses calvos te acorrala. Rosas son los árboles del amor que han florecido por semana santa.






Aquí os dejo más de mi Granada. Otra entrada de este blog, la Granada romántica y un vídeo super completo de toda la historia de La Alhambra.
Espero que os animéis a venir algún día para disfrutar Granada. 

Y ya sabéis, si os animáis a participar en esta colaboración de TU PRIMER VIAJE, encantada de compartirlo desde el cariño y el respeto. Un abrazo a todos!!!





14.4.17

EVIDENTE TRIDENTE









¡Diablo soy, diablo vengo y por el camino yo me entretengo!

Todos dicen de mí que en el cielo no entro ¿pá qué? !Si yo tampoco quiero! 

Ahora que estoy de moda, como lo disfruto, como me hallo. 
La gente me llama, me para y me deja mensajes de whatsapp.

¡Qué sería este mundo ahora sin mí! ¡Qué feliz me encuentro! 

Nunca albergué más tesoros cruzando fronteras y saltando aduanas. Viajando altivo con mi arrogancia. 

Mis ambiciones como las gozo, alejando desdichas, dando codicia y poder terrenal. 

Mi filosofía cuántica aplicada al sistema sexagesimal, versando mentiras y robando al cuadrado.

¡Es que no quepo en mí! os alejo de infartos y os doy sueños dorados, coméis de mis frutas prohibidas de primera clase: envidia y vanidad. 

A todos os alargo la vida ¡más vale persona MALA que sencilla! 

Almas ladinas, qué sois mi reino, pero ¡eh! acortando distancias que de empatizar me desentiendo. 

Mi ropaje rojo no comprende
de sufrimientos ni sentimientos ni emociones 
 que hospitalizando van a cuerpos y arrugando las pieles

Mi tridente nunca soportará esos pesares. 

Esta locura diabólica mía se agarra a estos tiempos.
Ya vendrán otros años cargados de angelitos buenos que ahora,
 estoy Yo aquí, avivando el FUEGO.  







ilustrador chileno Alberto Montt


8.4.17

UNA SOLA, EN LA TERCERA









La  supervisora comienza por la tercera obra. Solitaria frente a su mesa encaja su espalda. Coge sus gafas cuadradas, las preferidas, esas rayadas y con huellas a medio esconder del último trabajo. Bebe un sorbo de agua. Enfoca el haz de luz. Su costumbre es barrer todo lo que chirría a su vista. Le sacude el resto de polvo que haya quedado. Con su mano tumba el frasco para que caigan las letras. Se concentra. Hay una cadencia y ya le viene al oído. Espera. Sus uñas están quebradas de arañar, y los restos de paja se le agarran rápido a las estrías de las manos. Queda intrigada. Realiza varios soplidos con su músculo besador, y en un instante avienta toda la pila. En su regazo solo han caído las primeras, las demás van descansando unas sobre otras. Se queda medio parada viendo todo el tropel que viene detrás. Es una cascada lenta de fragmentos a doble espacio que asoman por la boca a la superficie de madera. Curiosa vuelve a mover el frasco y en las paredes del vidrio aparece por fin la obstinada: la única errata que hay. Con los dedos enhebrados se deshace de ella. No le ha fallado su truco de oficio. Lleva mucho tiempo haciéndolo. Sus manos tiran del arco de sus labios y los ojillos le brillan. Cierra la última página. No ha habido falta ni coma. Solo un cambio a tiempo de un verbo. Final. Bebe otro sorbo de agua. Sonríe. Se levanta satisfecha. Deja tras de sí una historia casada con estilo. Aún le esperan dos más.







Los artistas de las imágenes son Marta Kiss y Fedotko respectivamente



1.4.17

PRIMER VIAJE de MIGUEL PINA





En una de mis últimas entradas conté la experiencia de lo que fue mi primer viaje EGIPTO ver aquí. Un lugar que fue decisivo para despertar mi pasión por viajar. Que os puedo contar más que no veáis en la entrada. Un recuerdo emocionante.  

Bien, con esta entrada nació la posibilidad de contactar con algunos de los seguidores que dejasteis comentarios contándome cuál fue vuestro primer viaje, por  cierto ¡Gracias por vuestro entusiasmo! Y aquí comienzan estas entradas compartidas con vosotros. Donde contáis aquel viaje nostálgico y dejáis algunas de vuestras fotos (de esas de cuando éramos jovencitos). Y si era posible, mejor que mejor, si yo pudiese tener la oportunidad de conocer el lugar y aportar fotos e impresiones del mismo en la actualidad con el objeto de invitar a los demás seguidores a ir allí. En definitiva, mucho más entrañable que uno de mis viajes. Es como un viaje “acompañada en el tiempo”.





El primer compañero que abre esta sección es Miguel Pina. Un gran honor para mí. Miguel es un bloguero cinéfilo. Tiene un blog muy interesante: cine y críticas marcianasÉl nos trae cada semana reseñas cinematográficas que a los amantes del cine nos hace disfrutar enormemente. Sus críticas van en un formato sencillo y con un texto muy fluido que nos invitan a quedarnos con descripciones, sensaciones y emociones para poderlas trasladar a ese momento donde se para el tiempo y estás sola frente a la pantalla. En este blog podréis encontrar cine de estreno y recuerdos de grandes películas de la historia del séptimo arte ¡No os lo perdáis!

Paso a dejaros con Miguel Pina y su primer viaje que fue a Calpe (Alicante). Y a continuación de su crónica viajera os contaré algo más de este lugar que gracias a esta aportación de Miguel he tenido la oportunidad de conocer recientemente ¡¡Gracias compañero ha sido muy interesante descubrir este lugar lleno de sorpresas a cada paso que daba!!


Miguel Pina y su "renol"

« Todos los veranos recorría kilómetros de carretera junto a mis padres. Pero este viaje era especial. Transcurría el año 1997 y mi carnet de conducir recién sacado, me invitaba a realizar el primer viaje de manera independiente junto a mi primer amor. Por supuesto, la excitación del momento aumentaba al ser un viaje clandestino y de alto secreto mundial para ambas familias. Supongo que el placer de lo prohibido estimulaba aún más las ganas de descubrir el mundo a través de mí propia mirada viajera. Quizás el destino en esta ocasión no era lo más importante. Era la ilusión de conocer, de explorar, de amar y ser amado, de descubrir, y por supuesto, de viajar. En aquellos momentos las agencias de viajes vivían un buen momento antes de la explosión de Internet y Calpe, en Alicante, era una opción económica y con un bonito entorno natural para disfrutar. Las fotografías que nos enseñó la encargada de la agencia del Parque Natural del Peñón de Ifach junto al Mar Mediterráneo, fueron decisivas para optar por un destino que nunca olvidaré. La noche anterior a la partida fue imposible conciliar el sueño. Desde luego este era el mejor insomnio del mundo. En los siguientes años de mi vida este proceso se repetiría ante cada nuevo destino viajero por descubrir. Y por fin llegó el ansiado amanecer. A lomos de mi viejo Renault 12 con más años que Matusalén, me dispuse a recoger a mi novia para recorrer los casi 500 kilómetros que separaban Calpe de Madrid. ¿Aguantaría aquel vehículo ese trote a su avanzada edad? Vaya que si aguantó, de hecho gracias a él, pude conocer y enamorarme profundamente de la España rural y urbana que precisamente a través de la carretera ofrece una versión insólita y genuina de nuestra forma de ser. Los mejores años de mi vida transcurrieron cuando a través de los viajes pude conocer la realidad socio cultural de la España de nuestros días. Mi pasión por el cine también me llevó a conocer recintos mágicos que por desgracia ya cerraron sus puertas. Pero volviendo al viaje, ¿qué pasó realmente en Calpe? Bueno esa historia quizás quede para otro momento. En definitiva, y parafraseando a Bradley Cooper en la película Resacón en Las Vegas, "lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas". Creo que 20 años después es buen momento para volver a Calpe y ver un atardecer mediterráneo desde la cima del mágico Peñón de Ifach. Lo demás son historias».  


Miguel en el museo fallero de Calpe


Emotivos recuerdos !!!gracias Miguel!!! y para cambiar la brújula del tiempo una musiquita y pasamos a continuación a conocer Calpe en la actualidad.






Cuando Miguel me mandó su viaje yo estaba en Valencia. Al leerlo propuse a Jose, mi pareja, de desviarnos a la vuelta por la costa y cómo no, acercarnos a descubrir Calpe. Quedé intrigada bueno, no solo por lo que dejaba entre paréntesis Miguel, je,je, sino por ese Peñón de Ifach…






Cuando ves Calpe de lejos lo primero que destaca de esta ciudad es su peñón, claro, pero también todo el peso de edificios altos de apartamentos turísticos. Esto te echa para atrás al principio, pero Miguel ya insinuaba que había algo más por descubrir. Bien, la sorpresa fue monumental, no solo por el tamaño de edificios, sino por todas las curiosidades que esta ciudad esconde y que merece reseñar. 








En cuanto llegamos vimos la laguna con los flamencos. No me lo podía creer, claro, no habíamos leído nada de Calpe, solo lo que nos insinuaba Miguel. Una antigua laguna originada por la situación del peñón con la costa que había dejado estancada una entrada de mar. Posiblemente ya utilizada por los romanos para extraer sal. Estas salinas han sido explotadas hasta el siglo XX con este fin. En ella destaca la población de flamencos y de otras graciosas aves zancudas más pequeñas: las cigüeñuelas. Sobra deciros como disfrutamos admirando y fotografiando estas aves. Las cigüeñuelas son muy peculiares con sus patitas rojas y con un largo viaje en sus alas; llegan aquí desde África sudsahariana para reproducirse en la laguna. Las gaviotas patiamarillas con su precioso alado blanco-grisáceo nos acompañaron en toda la visita que realizamos. Las encontrábamos por todos sitios. Tocaba comer en el puerto, como no, que os recomiendo, por cierto; y pasear por la costa por las pequeñas calas de arena fina amarillenta esculpidas a golpe de mar y viento. Calpe ofrece mucho para los amantes de los paseos y los baños de sol, hay bahías y playas kilométricas. 




Seguimos por el paseo disfrutando de las pequeñas calas y allí nos encontramos con el segundo descubrimiento: “El Vicus romano de los baños de la reina mora”. Un enclave de apenas cinco mil metros cuadrados conservado en esta costa masificada de edificios. Un curioso yacimiento con un peculiar diseño arquitectónico que se puede ver por el paseo marítimo de Playa del Bol. 




Se remonta al siglo I. Hay restos de viviendas, termas y una noria que abasteció de agua a esta antigua ciudad. Llama la atención unas balsas excavadas en la roca costera, por cierto, una piedra denominada “tosca”. Esta estructura rocosa está esculpida con una forma muy peculiar de piscina (que le da nombre al lugar “baños de la reina”). Fueron diseñadas para ser viveros para el consumo de pescado fresco ¿Curioso verdad? Allí mantenían vivos a los peces en unas rectangulares balsas comunicadas entre sí con entradas y salidas de agua por unos estrechos canales también tallados en la roca. Se dice que habrían unas compuertas de bronce o plomo que cerraba al paso del pescado al mar abierto. La historia es fascinante ¿verdad?







Y para despedirnos de este lugar, por fin, nos fuimos al peñón y nos adentramos en él. Siempre con nuestra compañera.








 Allí descubrimos una cala de color verde esmeralda que puso la guinda del día. En sí, el peñón es un lugar muy interesante. Un espacio protegido, denominado “Parque Natural del Peñón de Ifach”como bien nos ha contado ya Miguel. Una mole calcárea de más de tres cientos metros de altura donde revolotean miles de gaviotas haciendo cabriolas. Y desde allí, en lo más alto, debe ser genial ver esta ciudad, y efectivamente, me apuntaría a ver ese atardecer 😉






La vegetación fue otras de las cosas que más me sedujo, como no. Hay tantas especies de plantas autóctonas mediterráneas en tan poco espacio: Jaras, brezos, coronillas, retamas, lentiscos, bayón, lavanda, romero, tomillos, madreselva, esparto, palmito, aladierno, espino negro, zarzaparrilla,…podría seguir y seguir. Aquí, además, quedan restos de un asentamiento íbero, otro reducto histórico "La Pobla d´Ifac" . Un recinto amurallado del siglo XIII que albergó la repoblación de colonos procedentes de diferentes lugares de la corona de Aragón.






Desde el peñón hay unas vistas estupendas de la costa. Pena que no tuvimos tiempo para subir más arriba, lo dejamos para la próxima y que el viento nos traiga de nuevo por estos lares.






Calpe es un lugar que no hubiera conocido, estoy segura, y no hubiera compartido con vosotros sino hubiese sido por Miguel Pina. ¡¡¡Gracias Miguel!!! Un abrazo. 

Espero que os animéis a seguir contándome vuestro primer viaje y estaré encantada de descubrirlo con vosotros con esta brújula imantada de añoranza y tiempo. 😍 🙏