traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

8.7.17

ES FLORENCIA, ABRE LA VENTANA






Estamos en una habitación con vistas. 

Abre las ventanas y corre las cortinas ¡qué maravilla, mece con tus ojos la cuna renacentista! ¿No te seduce esa cúpula del Duomo? ¿y ese puente Vecchio? Mira como sobresale la torre del Palazzo Vecchio y la silueta de la basílica de Santa Croce.




Es Florencia, una de las ciudades más bonitas que conozco. Te dejo abierta la ventana. Contempla lo que es un día en esta ciudad, desde su mañana hasta el ocaso. Siempre es así, fascinante.





Me hincho la boca de aire y ¡puf! ¿Por dónde empiezo? Mirándola me vuelvo neogótica, tiro la chaqueta de cuero negra y me paso al White-collar workers con listas toscanas verdes y rosas, simetría y sencillez, adaptada a medida. Me convierto en Lucy Honeychurch de la novela de E.M Foster y me enamoro de Miguel Ángel en el puente que atraviesa el río Arno; me visto de medievo carnaval con Galileo y Giotto para ir a Piazza de Santa Croce. Y aquí no acaba la aventura, porqué ahora toca trepar por el Campanile bajar por la escalera espiral de la cúpula y raptar a Brunelleschi.





Sí, Sufrí el Síndrome de Stendhal. Creí que era exagerado, pero todo es cierto. Puedes llegar a abrumarte las maravillas que estás viendo. Me quedaría para ir todos los días a la Galeria Uffizi, disfrutar como se merece  esa colección renacentista de obras únicas del siglo XV y XVIII. Allí dentro quedas como suspendida en el aire. Atravesando el pasadizo (parte de ese corredor secreto de G. Vasari) puedes llegar hasta el Palacio Vecchio y después bajar y disfrutar de todas las esculturas de la histórica Piazza della Signoria…







“Stacciata” te quedas. Arte y pensamiento andan sueltos por las calles y plazas del casco histórico de esta ciudad. Es una explosión creativa, donde la innovación y la creación dieron nombre al Renacimiento. 


Florencia es vital, a la vez que hermosa. 







Calles con cafeterías y trattorias, capuchino o helado, pizza o pasta, combinados con esos largos paseos de la historia del arte. Calles con motos scooter, esas vespas ideales para transitar por donde el tráfico no rueda a cuatro ruedas.

Mira como aparece la cúpula entre las estrechas calles. Es Soberbia. Uno de los recuerdos que más aprecio de este viaje, la sorpresa de ella en cada esquina.









Esta habitación que te he reservado tiene unas ventanas florentinas que te voy a abrir para ti, descubre la magia de Florencia.


UNA VENTANA A LA HISTORIA 



Recuerdo una frase de Dante “considerar vuestra simiente, hechos no fuisteis, para vivir como brutos, sino para perseguir virtud y conocimiento”. Creo que raras veces en la historia se haya concentrado tanto genio que dominaran todos los campos para hacer avanzar una sociedad. 




Florencia fue centro histórico, artístico y financiero ya en la edad media, y bajo la dinastía Médici brilló con el gran Ducado de la Toscana. Lorenzo de Médici fue el encargado de los trabajos de Miguel Ángel, Da Vinci y Botticelli. La riqueza burguesa fue la que impulsara que Florencia fuera y sea una referencia de arte y cultura. Comercio, bancos, papas y arte han hecho que esta ciudad conserve este patrimonio.







El Fiorino (El florín) tuvo mucho que ver en ello; fue una moneda de oro que la consagró. Se introdujo en 1252 y fue la primera moneda europea que tuvo un papel comercial importante durante los siglos XIII al XV. No se recordaba otra moneda de referencia desde la caída del imperio romano, de los dinares musulmanes y de los bisantes bizantinos.


La flor del lirio o lis (flos en latín) está en el anverso de la moneda y es símbolo heráldico del escudo de la ciudad. Os sorprenderá saber que esta moneda sirvió como modelo para otras como el florín de los Países Bajos que hasta 2002 (cuando entró el euro) fue su moneda de curso legal.



UNA VENTANA AL ARTISTA



El ingenio, la maestría de artistas que podían ser pintores, pero también arquitectos, escultores, escritores,… figuras que alcanzaban una dimensión que está fuera de la óptica de los mortales.
El artista nacido y hecho para todas las formas y esferas del arte.








El artista es además un maestro, cabeza de taller, establecido en un gremio. Un monopolio artístico con un poder sobre cualquier actividad, incluida la comercial de esa época. El artista alcanza su mayor dignidad social y profesional. Son creadores de la imagen del poder o la fe. 

Para los gobernantes este arte es un prestigio personal, una fama eterna, la gloria.



UNA VENTANA AL DUOMO




Tal vez sea la referencia más conocida de Florencia y del Renacimiento. La Piazza del Duomo. La basilica de Santa María del Fiore con la poderosa cúpula de Brunelleschi, el Campanile de Giotto y ese Baptisterio de San Juan de origen romano con una maravillosa puerta del paraíso, un bronce dorado con bajorelieves que te deja boquiabierta.










La basílica tardó en construirse 170 años para convertirse en un símbolo de poder y riqueza de la capital toscana. La belleza externa de estos edificios son esas bandas que alteran en vertical y horizontal de mármoles blancos (de Carrara) prato (verde) siena (rojo). Los ventanales son soberbios, de artistas celebres como Donatello y Lorenzo Ghiberti (también autor de la puerta del paraíso).

Pero si tuviera que quedarme con algo, sin dudarlo, ¡esa cúpula! La mayor de su clase en el mundo, un icono envuelto en un misterio: su construcción, un secreto de ingeniería. Nada menos que 16 años para construirla. Su creador, un orfebre sin formación de arquitecto que se inspira en el Panteón de Roma y derrota a la gravedad con la sencilla tecnología de la época.





La subida a la Cúpula fue toda una aventura (me recordó la subida a la cripta del faraón Keops en la gran pirámide de Guiza). Una espera en una interminable cola durante horas y..... cento, duocento, trecento, quattrocento ¡436 escalones! No aptos para los que padecen fobia a los espacios cerrados. 








Pero, ¡qué experiencia! estar dentro de esa bóveda octogonal de 45m de diámetro y a 100 de altura atravesando pasillos y escaleras y a pocos metros (que casi tocas con la mano) del fresco del Juicio final de Vasari y Zuccari. El enorme Lucifer !de más de cinco metros de altura! y las escenas más violentas de diablos maltratando a condenados se deben a Zuccari, presente él mismo en el fresco junto a los duques Cosme y Francesco de Médicis y junto a un banquero de la época que daría una ayuda decisiva a la obra.






Ya ves, una vez dentro de la cúpula no hay pesares que valga. Es emocionante, te impacta toda ella por dentro y fuera. Se sube hasta la linterna de mármol y las vistas de la ciudad son fantásticas.







La ciudad se abre ante ti. La Florencia medieval, la renacentista. Conservando todo el encanto de una ciudad de las artes. 









UNA VENTANA AL PUENTE VECCHIO

 

El Ponte Vecchio, ese puente medieval con sus casas colgantes uf!! ¿no os parece único?  Con sus ventanas multicolores lleno de pequeños comercios sobre el río Arno. Es uno de los más emblemáticos que conozco. Ya sabéis mi pasión por los puentesDicen que es el puente  de Europa más antiguo que se conoce, diseñado por un pintor y arquitecto (como no) Taddeo Gaddi. Su origen fue romano, de madera, y después se hizo en piedra. Brunelleschi fue orfebre aquí con sus primeros trabajos artesanales.



 




Se decía que en este puente no se pagaban impuestos antes, ahora creo que sí, ya me diréis la mayoría de los negocios son de joyeros. También hay músicos, retratistas y vendedores callejeros. Todo el bullicio del turista curioso te lo encuentras aquí para ir a una de las plazas históricas de la ciudad.





 




La Piazza della Signoria, corazón de la política, centro del pueblo y lugar de ejecuciones de antaño. El palazzo Vecchio con su alto campanario y en la logia dei lanzi, en lugar refugio de hermosas esculturas, una de ellas esta del rapto de la sabina de Giambologna (Juan de Bolonia), la fuente de Neptuno, una réplica del David de Miguel Angel,…..





 



Este lugar te abriga, te acoge, es un museo al aire libre. Te sientas en los escalones a contemplar cada detalle, cada persona que pasa embelesado y no es para menos. Bajad del campanario y salid por el corredor, allí nos encontraremos en.... 



UNA VENTANA A LA GALERIA UFFIZI





Galería Uffizi (oficios) es un templo del arte. Pasea la mirada desde el gótico hasta los artistas del siglo XVIII. Esta galería no fue creada como museo, sino para dar la bienvenida a la administración y áreas judiciales de la Florencia de entonces. Tiene su entrada frente al río Arno y al puente Vechio. Para construirla fueron demolidas muchas otras construcciones, algunas iglesias incluidas.













Los Médicis aportaron la mayor parte de la colección de arte. Muchas de las esculturas renacentistas que dieron nombre a la galería (Galería de las estatuas) fueron llevadas a otros museos. Permaneciendo una colección de maravillosos pintores: Botticelli, Giotto, Miguel Ángel, Rafael, Tiziano, Caravaggio o ¿eran pintores y escultores? si, no, los hay que fueron pintores, escultores y además arquitectos. 






Mi preferido es Boticelli. Me gusta esa delicadeza de los detalles y las minuciosas pinceladas. Como orfebre, deja impresa en sus obras el trabajo con el pan de oro como si de un repujado se tratara. Además es muy gótico y clásico a la vez. La Primavera. Una inspiración en la antigüedad clásica: los cuerpos humanos, la imitación de la naturaleza. La luz. El Nacimiento de Venus, Minerva y el centauro y la Madonna del Magnificat con esos detalles dorados de su corona acentuados sobre el rojo y el azul. 

La sagrada familia de Miguel Ángel, esa representación circular familiar con esa virgen sentada de rodillas con ese azul intenso precioso, al fondo y detrás de ellos los ignudi, personajes desnudos. Es un cuadro circular como la Madonna. Se les llamaba "tondos" y eran muy populares en la Italia del Renacimiento, sobre todo para decorar palacios o edificios gremiales. Y por último destaco otros cuadros de otros artistas que me gustaron mucho por pequeños detalles en los trajes, collares y botella de cristal.









UNA VENTANA A LAS IGLESIAS






Me siguen fascinando esas fachadas de estos edificios. Ese mármol blanco de Carrara con recuadros de mármol verde. Esa geometría maravillosa. Taracea toscana.  






Santa María Novella. Con esa fachada de la basílica tan del estilo renacentista que he descrito. Me atrae ya no solo la decoración policromada y esos aletones laterales sino también la geometría, el uso de las matemáticas para su construcción (rectángulos, cuadrados y círculos) se diría que hay más de razón que de sentimiento. Tal vez más inspiración de banqueros y militares que utilizan el arte como una forma de prestigio.






Está en una de las plazas más bonitas de esta ciudad. En esta plaza se realizaba (me imagino cuando era más grande) una carrera de coches (Palio dei Cochi) semejantes a los carros romanos.






La Iglesia gótica della Santa Croce en el barrio de los tintoreros y los curtidores. Un centro de tradición franciscana con Dante que te espera en la puerta. Pareciera que guarda las sepulturas de los grandes artistas (Miguel Ángel, Maquiavelo, Galileo Galilei, Leonardo Buni).





Toda esta basílica es interesante, dentro y fuera: Los soberbios frescos de Giotto. Las esculturas de la tumba de Michelangelo Buonarroti y de Galileo Galilei. Me quedo con esa figura a tamaño natural sentada al pie del sepulcro, alegoría de la escultura, una de las bellas artes de Miguel Ángel (ya comenté que también la pintura y la arquitectura) con su dolor y su tristeza.


 







Brunelleschi es también el autor del claustro y la capilla Pazzi.




Espero que con este viaje y con estos artistas, genios sin delirios de grandeza, hayas podido escapar y callar el mundo real.  Dan ganas de darle alguna respuesta más a la vida ¿verdad? ponerle una pincelada más de libertad y subir una piedra más, cueste lo que cueste y hasta.....

Pero ¿qué te pasa? ¿síndrome de Stendhal? Noooo acabas de EN-AMOR-ARTE








50 comentarios:

  1. Hola Emerencia!
    Es un prodigio cómo has hecho la narración. Mi más sincera enhorabuena!
    Además, los detalles históricos son un complemento genial para completar la descripción de tu visita.
    Yo he estado dos veces en Florencia y, con diferencia, me parece la ciudad más bella del mundo. Contemplarla desde el mirador frente al otro lado del río al atardecer, con la bruma que emana del río es una maravilla.
    Enhorabuena por la entrada.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Macarena. Qué maravilla verdad? es una ciudad que enamora a todas horas, en cada rincón. Tuvimos la gran suerte, desde el primer día, de que todo fuera maravilloso. Nuestro casero, él fue quién nos abrió la primera ventana a ese mirador fascinante que me cautivó desde el primer día, y después día tras día, fui abriendo esas verdes contraventanas tan típicas florentinas, saliendo por esas estrechas calles, escuchando música, vespas, risas, susurros,.....esas piraguas en el río Arno te trasladaban la luz a las orillas. Los tejado brillaban en el ocaso, la cúpula, el Duomo, te transfiguraba,......el helado de la tarde en los puentes, en los escalones de un portal, las pizzas en las plazas. El abrazo junto a las estatuas, el compás de las fuentes,.....Seguiría contando todas las sensaciones que viví, qué fueron muchas. Un abrazo mi amiga viajera

      Eliminar
  2. Que bonito amiga, volver a recordar la ciudad, una de las más bonitas que he visitado.
    El libro hace tiempo leído.
    La película y la música.
    Muchas gracias por esta entrada ☺

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maryflor, me alegra compañera que te haya gustado. Y yo feliz de traerte tus recuerdos de nuevo. Un abrazo

      Eliminar
  3. Mi síndrome de Stendhal te está eternamente agradecido por esta maravillosa entrega, Joseme ;)!

    Un beso!

    Fer

    ResponderEliminar
  4. No es un viaje, creo que más bien es un tratado histórico acerca de la belleza de su arquitectura, de tantos datos históricos y culturales como para regresar mil veces a leerla con profundidad.
    Mi enhorabuena, amiga Eme, por este arduo y fantástico trabajo de recopilación de datos, fotografías y naturalmente literario.
    ¡Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Estrella. Me gusta mucho viajar de nuevo cuando vuelvo, cuando lo haces recopilando todas las impresiones y las sensaciones vividas. Seleccionar las imágenes, relatar y después encajar todo. Cada lugar es una experiencia diferente que disfruto aún más si cabe cuando lo cuento en el blog. Un abrazo

      Eliminar
  5. Me ha encantado recorrer Florencia de tus manos, ¡qué post tan bien montado, con las fotos tan bonitas y tu explicación!
    Me sorprende lo de que puedan llegar a abrumarte las maravillas, como dices, así como que esa basílica tardara en construirse ¡¡170 años!! madre mía...
    Y a mí también me gusta Boticelli.
    ¡Gracias por el post, Joseme!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Chelo, siempre. Sí son datos que me sorprenden y por eso los cuento, el valor de las cosas que vemos mucho más allá, viajando en el tiempo también. Un beso

      Eliminar
  6. Joseme gracias por trasladarme de nuevo a Florencia la cual he visitado dos veces pero te prometo que después de leer tu post me dan ganas de ir una tercera, no me canso, Italia es una maravilla pero Florencia y Roma son dos ciudades que enamoran.
    Aparte de como has a aportado historia siempre tan interesante y es que tanto Florencia como Roma estan tan llena de ella que es imposible no incluirlas en tú post.
    Me ha hecho gracia cuando has mencionado lo de las escaleras, jeej, yo las subi, y desde luego aunque me resulto cansino en ciertos momentos llegar hasta arriba, estoy muy de acuerdo en que los 436 escalones merecen la pena, sin duda alguna.
    Un beso TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Teresa por viajar y recordar conmigo tu viaje, dos veces ya!!! yo repetiría con los ojos cerrados. Ha sido un viaje precioso por la historia de estas dos ciudades y la subida de la cúpula, merece la pena tanto, tanto, el esfuerzo es triplemente compensado, es que desde arriba las cosas se ven mejor siempre ;) Un beso

      Eliminar
  7. He estado varias veces en Florencia y aprecio lo descrito por ti de ella, es una maravilla y uno vive en ella.
    Una feliz estancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii es así, gracias Mari-Pi-R, volveré de nuevo. Un abrazo

      Eliminar
  8. Cuando me vi delante del Duomo, todos los pelos de mi cuerpo se erizaron de emoción ante tanta belleza. Es algo que me ha pasado en muy contadas ocasiones. Casi me pasa con tus fotos y con tus palabras al volver a recordar todo lo que la ciudad me ofreció. Tan bien lo cuentas.
    Sé que debo volver. Espero volver.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii Rosa, ese Duomo es soberbio, cada vez que paseaba por las estrechas calles del centro y de pronto en al esquina un pedazo que aparece, magnánimo, soberbio, impresionante, es curioso no sé porqué podría pasarme con las catedrales de España pero la sensación es diferente compleamente, yo creo que el hechizo es de la cúpula. Un beso grande

      Eliminar
    2. Recuerdo que aparecí por una calle estrecha y al llegar a la plaza apareció de pronto el conjunto de catedral campanario y baptisterio y fue como un mazazo. Me pasa lo mismo en León cuando subo por la calle Ancha y de pronto aparece la catedral (y eso que crecí viéndola). Pero lo de Florencia es mucho más fuerte y no creo que sea la cúpula. Yo creo que es esa combinación del mármol verde, rosa y blanco y los dibujos que se forman y la grandiosidad de los edificios, por supuesto.
      Un beso.

      Eliminar
    3. Siii puede ser, ese color del mármol, esa geometría,.. son únicas, el contraste con las casas es muy grande. No deja nunca de sorprenderte por mucho que lo veías todos los días. Es como un gran gigante, un coloso que te abraza la mirada. Gracias por seguir comentando, podríamos seguir hablando de tantos detalles.... Un beso

      Eliminar
  9. Magnífico reportaje gráfico. Con esta crónica, no solo he recordado la última vez que visité esa bellísima ciudad sino que he conocido hechos y lugares que me pasaron desapercibidos dada la brevedad de nuestra estancia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josep Mª me alegra que haya formado parte de esos recuerdos y haya podido ver detalles que se te pasaron pero Florencia siempre está ahí para enamorarse nuevamente con ella. Un abrazo

      Eliminar
  10. Muy bonito ver de tu mano esta preciosa ciudad, me ha gustado disfrutarla con la tranquilidad de las fotografias, de las historias que nos cuentas. Preciosa ciudad, cuando yo la visité, atestada de turistas y con un exceso de bullicio, una pena, que no te dejaba disfrutar.
    Me encantó esa preciosidad del Duomo, divino, imponente, te deja con la boca abierta pero de nuevo el constante río de turistas era agotador.
    Me preocupa ese tumulto que generamos los turistas en esas hermosas ciudades.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita, nosotros fuimos en septiembre, un mes ideal para viajes largos, no hay tanta gente. A mi me pasa igual con la masa turística (aunque yo forme parte de ella). Aún así, donde había más concentración de gente en Florencia era en la Galería Uffizi, ver a Boticelli costó un poco con tanto grupo organizado. El precio que se paga. Para las fotos me ocurre igual intento que no salga mucha "personn". Un beso

      Eliminar
  11. Qué maravilla de entrada, joseme, y qué placer contemplar más allá de las ventanas que has abierto para nosotros. Estuve en Florencia hace tres años y me has traído recuerdos estupendos de nuestra visita, aunque debo reconocer que ni en el mejor de mis sueños recordaría tantos detalles como tú ni dominaría tan bien todo lo que es arte. Has hecho para nosotros un recorrido magistral, ¡un millón de gracias!
    Por cierto, las fotos también espectaculares :)

    Un abrazo y feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias Julia, qué alegría contribuir a tus recuerdos y a que veas más detalles de tu viaje. Yo peco de ser curiosa, e intento ir más allá con mi lente, la cámara me revela más secretos de los que veo en el momento. Un abrazo grande

      Eliminar
  12. Gracias, gracias por dejarme la ventana abierta de Florencia y dejarme ver, y guiarme por tu mano y quedar henchido de arte renacentista. Me pareció ver pasar a Miguel Ángel por el Ponte Vecchio. ¿Fuiste capaz de raptar a Brunelleschi?
    ¡En fin! menudo viaje, que bien ilustrado de fotos y tan ameno en palabras.
    Gracias de nuevo ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Francisco. Siiií es tan tremendo Miguel Ángel, le han cambiado tanto a su David de sitio que el pobre se ha vuelto loco. Brunelleschi es fantástico, me está enseñando los secretos de su cúpula. Gracias por tu comentario uf!! el próximo es Egipto,..... invitado quedas. Un abrazo

      Eliminar
  13. Un placer leerte amiga. Maravillosa entrada, con una narración y composición exquisita.
    Se nota que disfrutas haciendo tus publicaciones y por eso te salen "bordadas".
    Deseando ver tu paseo por Egipto!
    Felicidades! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Arte Luna, ha sido un gusto hacer esta entrada, me lleva tiempo sí es verdad, pero me encanta recordar ese viaje con esta crónica ilustrada y sobre todo, compartirla para que otros, como tú, que la lea y la disfrute. Gracias de nuevo es un gusto tenerte por aquí. Un abrazo

      Eliminar
  14. Una interesante ciudad que describes tocando todos sus encantos de una sola tirada. No la conozco pero la tengo en mente .Soy un poco rarita en lo relacionado con los temas térmicos y en verano que es cuando dispongo de vacaciones largas para mí hace mucho calor por esos lares y suelo buscar lugares más frescos (como mundo hay más del que pueda degustar) así espero poder ir en otro periodo del año si algún día dispongo de más de una semana ya que considero que hay mucho que ver al igual que Roma o Venecia. Mientras tanto me conformo con leer tus palabras sobre ella que no hacen más que acrecentar mis ganas de poder partir.
    Gracias por compartir tú entrada en el comentario ya que últimamente entro menos en las redes sociales o al menos en esta pues cada Red la utilizo para temas diferentes.
    Un beso Emerencia y extiendo un saludo a tus lectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Encarna, me alegra que sea a través de mis crónicas viajeras la que te mantenga la llama de la curiosidad por conocer Florencia. Sí, realmente viajar en los meses de calor es algo que solo apetece hacer si nos descartamos por lugares más frescos, te comprendo bien. Gracias por visitarme. Un abrazo grande

      Eliminar
  15. Increíble¡¡ qué viaje. Estuve en Florencia, pero ahora la he revivido placenteramente, ante mi se presentaba una nueva ciudad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Suni, gracias uf!, como me alegro te he puesto al día entonces, genial. Un abrazo querida amiga

      Eliminar
  16. hermoso ... muy buen y completo informe .. gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricky a ti por dejar tu comentario, un abrazo

      Eliminar
  17. Una entrada preciosa, extensa, detallada, coqueta y ampliamente documentada por la experiencia, se nota. ¡Magistral!
    Florencia, cuna del Renacimiento, nos la presentas como el nódulo central incipiente al humanismo, con todas sus manifestaciones artísticas, moneda, como centro social y financiero...Sus museos, cuadros, arquitectura, a Miguel Ángel y su protagonismo mediático y cultural...No puedo decirte más que ¡¡chapó!!, me ha encantado. Ha sido una visita cultural super aleccionante y creativa.
    ¡Muchos besos, amigas! comparto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito prólogo. Hasta ahora nunca lo tuve de ninguno de mis post (al menos tan extenso) bueno, ya sabes como abreviamos los comentarios. Gracias me alegra que te haya gustado tanto, al fin al cabo mi viaje se cuenta para intentar trasmitir todo lo que he sentido descubriendo la ciudad. Un abrazo

      Eliminar
  18. Un maravilloso y pormenorizado recorrido por una de las ciudades mas bonitas y llena de historia. También tuve la suerte de recorrerla y admirar el arte que albergan sus calles y plazas...
    Este es el breve recordatorio que deje escrito...

    http://cat-enblancoynegro.blogspot.com.es/2015/10/magico-anochecer.html

    Un cálido saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sneyder, gracias por volver por aquí, qué ilusión y gracias por haber disfrutado tanto. Voy a visitarte enseguida. Un abrazo

      Eliminar
  19. Qué viaje acabo de hacer de tu mano Joseme.Hace años estuve por allí, pero entré de puntillas, contigo he "vivido" y aprendido lo q en su momento no fue. GRACIAS!!!
    Que buen sabor de boca me has dejado para el resto del día :)

    Te sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yuhú, qué bien, gracias DesdeMiVentana H, cómo me alegra esto, cuantas veces visito, he visitado lugares "de puntillas" por eso intento ahora ante informarme donde voy y luego (esta es la parte que más me gusta) volverla a visitar con mis imágenes. Tu comentario me ha ayudado a ver que lo consigo para los demás. Un abrazo y buen día!!!

      Eliminar
  20. ¡Que maravilla de viaje! contado con todo detalle como lo cuentas, Florencia todo es arte, en cada rincón en cada cúpula y en cada puente. Veo arte por toda Florencia donde tengo un viaje pendiente de realizar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen, no te la pierdas, es mágica de día y de noche, por sus calles, desde las alturas, miradores, rincones, TODAAA ella. Un abrazo

      Eliminar
  21. ¿Cómo lo has hecho? La cazadora de cuero negro... Dime, una de las fotos ¿es de Via Burella? ¿Cómo lo has hecho, bruja, maga, lo que quieras llamarte?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bruja, jaja no se si tomármelo como un cumplido o desaparecer por los pasadizos del ponte Vecchio, eso sí, antes de cambiar la cazadora por una camiseta de rayas toscanas. Gracias. Un abrazo

      Eliminar
  22. Ohhhh Eme, por Dios!! Me has abierto una y mil ventanas a mi amada Florencia, me has devuelto las mil y una imágenes de los paseos al lado del Arno, del Ponte Vecchio, de la Piazza della Signoria, de los Uffizi, de la Santa Croce, etc...me has envuelto en nostalgia y belleza. Y con las escenas y la música de "La habitación con vistas" me has endulzado todo el conjunto.
    La verdad Eme, Florencia hace que comprendas a todos los Stendhal que en algún momento sufrimos sus síntomas. Solo te digo que la primera vez que vi el Duomo, eran las 22,30 en una noche de septiembre, casi solitario e iluminado, me senté en el suelo y rompí a llorar, no lo sé que me pasó pero nunca lo olvidaré.
    Grazie mille cara amica (recordando) por traer a Florencia a mi memoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xus, hemos coincidido con la Toscana, tú por Siena y yo a enamorarme... Y es que FLorencia es una ciudad que me encantó, y ahora que estoy más baja de ánimos me he ido a visitarla de nuevo, me he traído todos los recuerdos y he vuelto a vivir las mismas emociones, estos son las alegrías de los que tenemos un blog de viajes y de fotos, podemos volver una y mil veces a revivir el viaje. Yo también vi el Duomo por primera vez de noche, grandioso, espectacular, inmenso. Gracias a ti. Un abrazo

      Eliminar
  23. Buff Eme ¡qué pedazo de entrada! Cómo me gusta Florencia sin haberla visitado..., he visto tantas fotos, he leído tanto sobre su historia y arte que desde luego tengo que ir (algún día, jeje). De momento me conformo con publicaciones como la tuya que nos ofrece tanta belleza que cautiva desde el principio, (¡esa cúpula de Brunelleschi!)
    Para mí ha sido un regalo leerte y dejarme llevar por las maravillosas fotografías.
    Gracias por compartirlo, Eme. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Ziortza, siempre es un gusto traer el recuerdo y volver a viajar con él. La cúpula... siii no hay palabras. Un abrazo

      Eliminar
  24. Volver a ver esta maravilla de entrada es arte, no me canso de mirar cada detalles, Todavia no he ido, quiero irrrrrrrrr , un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dobles de gracias por venir de nuevo Mamen, seguro que irás, segurooo, un beso

      Eliminar