traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

26.8.14

VIAJE AL JARDÍN DE LAS DELICIAS




El arte del jardín: Cada planta tiene un lugar de origen, han viajado a los jardines del mundo para adornar y brillar con luz propia dando pinceladas de colores, formas, texturas y aromas.







Salieron de las selvas tropicales, del lejano oriente, de Asia, de Nueva Zelanda y Australia, de la mano de descubridores y coleccionistas, de colonos y navegantes. Expediciones marítimas de coronas del viejo mundo las encierren en pabellones de cristal.





Consideradas muchas de ellas como las plantas del descubrimiento, las llamadas “exóticas”, fueron centros de interés de investigadores, jardineros y médicos. Llamaron la atención por su exuberancia y su misterio: flores y hojas hermosas, la gran mayoría usadas indígenas para curas y hechicerías.














LAS PALMERAS



Son el elemento tropical por excelencia. Son barca y techo, cesto y sombrero, ropa y cuerda, madera y mueble, aceite y azúcar, vino y licor, arco y flechas,…..Una gran riqueza de recursos y fuente de bienestar en sus regiones de origen. Repartidas por todo el mundo son un elemento que no falta en los jardines. Son el símbolo del paraíso terrenal y de la fertilidad. Las curvas y líneas que al contemplarlas dan sensaciones y emociones de islas paradisíacas y paisaje inalcanzable.






Los colonizadores, y después los indianos, las consideraban un emblema; fueron plantadas en sus casas solariegas como símbolo de poder y riqueza.
Las casonas y los palacetes de estilo colonial tenían su jardín de palmeras significando que habían “logrado hacer las Américas”.
Actualmente son políticos y promotores los que deciden que las palmeras son mensaje de tropicalidad y exotismo, placeres y lujo. 









EL AGAPANTO



El lirio africano o lirio del amor se encuentra entre macizos donde abre al sol sus umbelas florales violeta azulado. Anuncian el verano. Los ejemplares más viejos florecen con más de treinta florecillas azuladas que sobresalen como paraguas de entre las hojas.
Los africanos la usan con fines medicinales y como amuletos para evitar el miedo y atraer el amor.


















EL NENÚFAR

Dice la tradición griega que el nenúfar es una ninfa de las zonas tropicales. Una ninfa que florece en primavera con el sol y que siempre está arraigada al fondo de las profundidades del estanque. También llamado lirio de agua era considerada por los egipcios como una planta sagrada del Nilo. Una flor que se abre con el día y se cierra por la noche durante más de cuatro días. De ahí que aparecen esculpidos en templos y columnas. Venerados en china aparecen en las expresiones artísticas.







LA CHEFLERA

La planta calamar por sus hojas entre 7 o 9 que salen del mismo punto. Sus frutos a modo de radios de sombrillas son muy llamativos por la variedad de colores. En las selvas de los bosques chinos de donde es nativa aparecen incluso trepando por árboles con raíces aéreas.





EL BAMBÚ


Del lejano Oriente
Silencio, elegancia, soledad y paz.
¿Quién puede imaginar al bambú creciendo un metro bajo la lluvia en un día? Pues sí, ¿cinco centímetros en una hora? Espectacular. Durante su juventud prepara sus raíces para después subir y subir, hasta llegar a los cien años que es cuando al parecer florece para morir.
Tan resistente que construyen puentes con él, muebles y hasta delgadas láminas de papel. Los primeros libros chinos hechos a mano se elaboraron con tiras de bambú.
Símbolo de las tradiciones chinas, considerado el “caballero” de la armonía y el honor. En los lienzos chinos imprime la belleza.








CLIVIA




Oriunda del sur de África, llena de color los patios y portales en primavera, en el jardín se encuentra bajo los árboles entre los claros de sol. Ramillete de grandes flores anaranjadas que se ofrecen durante largo tiempo en la planta saliendo de entre las hojas acintadas como un centro estelar. Mitad venenosa mitad medicinal dicen los entendidos que se usa en tierras africanas para las contracciones uterinas durante el parto.



EL FLAMBOYÁN



 



Árbol de Madagascar, maravilloso cuando florece; flores anaranjadas entre sus delicadas hojas verde brillante. Muy usado como árbol de sombra en verano por la forma de parasol que tiene. Se le atribuye propiedades medicinales para el reuma y para problemas respiratorios. Y con sus habichuelas gigantes se hacen maracas.


ÁRBOL DEL CORAL






Erythrina crista-galli o cresta de gallo roja, es de origen sudamericano con hermosos racimos rojos de flores que no producen ningún perfume pero  son el néctar de colibríes. 



FLOR DE LOTO




El Nelumbo o loto asiático es arte y mito en la India donde es considerada como la flor nacional. Pureza, belleza, sabiduría y serenidad que trasmite con sus hermosas flores y sus grandes hojas redondeadas que emergen erguidas de entre las aguas. Representa el amanecer y el atardecer, el nacimiento y la muerte. En el budismo se representa Buda sentado en una gran flor de loto rosa. Los colores de la flor tienen un código espiritual




FICUS RELIGIOSA


Árbol sagrado de los budistas e hinduistas. Oriundo de Asia. Su sombra es lugar de meditación. La higuera sagrada donde Buda alcanzó el nirvana, la iluminación de la verdad suprema, por ello está en todas las pagodas. Hay ejemplares verdaderamente milenarios que estrangulan con sus poderosas raíces aéreas las paredes de los templos. A sus hojas llamativas que pendulan de entre las ramas se le atribuyen poderes curativos contra las hemorragias.




Un agradecimiento a esos artistas maravillosos: Vincent Van Gogh, Luis Pérez, Odilon Redon, Consuelo Vidal, Mutis, Joaquin Mir, Klimt, Monet, Joan Miró.

 Y a esos jardines únicos: Jardín histórico de la Concepción de Málaga y Jardín de El Majuelo en Almuñécar (Granada)

OTRA ENTRADA RELACIONADA QUE PUEDES VER:

VIAJAR CON ESTILO

BONSAÍS

19.8.14

CUADERNO DE VIAJES




¿Han cambiado mucho los cuadernos de viajes?

¿Han cambiado las vivencias, las descripciones, las sensaciones?


Creo que no, aunque ahora los hayamos convertidos en blogs. Siguen siendo ese oasis donde los viajeros dejamos nuestras impresiones y vivencias personales para que otros viajeros las lean.
Cuando comencé este blog este era el fin y sigue siéndolo: dejar constancia de nuestros viajes.

A los viajeros nos atraen tanto las realidades de las culturas que son más o menos lejanas en la distancia y en el tiempo como las que nos son más cercanas, tal vez porque también nos gusta compartir nuestros lugares de procedencia.

Cada uno filtramos la realidad que vemos y sentimos con un estilo propio, con una expresión viva y fresca. Cuando visito otros blogs de mi círculo de viajeros veo esta particularidad.

Pero, en esta ocasión permitidme que me sienta atraída por los viajeros que visitaron algunos de los lugares que recojo en mi blog pero, con la particularidad de verlos con ojos de antaño.

¿Han cambiado las vivencias, las descripciones, las sensaciones? comprobarlo vosotros mismos. He elegido La Alpujarra, porque soy una enamorada de ella y suelo ir a menudo, y a Gerald Brenan, como uno de los viajeros más conocidos que anduvo por estas tierras. Los párrafos son parte de su cuaderno de viajes de 1920. Las imágenes son parte de nuestro archivo de este rincón





 "Al otro lado de las montañas de Sierra Nevada, existe una franja de terreno bien regado y tachonado de aldeas, que lleva el nombre de La Alpujarra...en mi recorrido por estos lugares no había tomado en consideración los problemas que el mapa planteaba. El único disponible era el mapa provincial, una hoja pequeña pavorosamente coloreada y del tamaño de un pañuelo grande...estaban marcadas las aldeas, aunque no siempre en su situación correcta, pero no aparecían las montañas y daba una idea estrictamente esquemática de los ríos y arroyos....pocas carreteras estaban construidas en esta época y la mayor parte de mi trayecto lo realicé en camino de mulas..... con la lluvia, el pié se me hundía hasta el tobillo en el barro"



"era una aldea pobre, elevada sobre el mar, con un panorama inmenso a su frente. Sus casas grises, en forma cúbica de un mellado estilo Corbusier, en rápido descenso por la ladera de la colina y pegadas una a otra, con sus techos de greda planos, y sus pequeñas chimeneas humeantes sugerían algo construido por insectos....contaba con abundancia de agua que fluía a lo largo de la ladera por acequias de riego y descendía a veces a través de las calles....."



"Haciendo acopio de valor cogí el cántaro de barro y con él en la mano me fui a la fuente. Unas cuantas mujeres con  pañuelos anudados en la cabeza y faldas cumplidas y entalladas me miraban y cuchicheaban......se acercaron y me arrebataron el cántaro, lo llenaron de agua y todas a una lo llevaron a mi casa. Comprendí que había infringido de manera inexplicable las leyes de la aldea al tocar uno de esos objetos femeninos y que probablemente si me aventuraba a cocinar cometería casi una ofensa"



".....en lo alto de las escaleras, cubriendo parte de la casa, había un gran ático o azotea que se utilizaba para almacenar grano y secar los tomates y pimientos rojos. Se comunicaba con un terrado, o terraza, de greda lisa...." "mirando a mi alrededor vi que cada uno de aquellos tejados grises tenía una chimenea y de todas salía un penacho de humo azul, que uniéndose a otros penachos daba lugar a un tenue neblina que gravitaba sobre la aldea. Las mujeres preparaban la cena, y como combustible utilizaban ramas de romero, tomillo y espliego traídas a lomo de burro desde las cercanas colinas"...






"..la aldea se alzaba a unos mil doscientos metros sobre el mar, sobre una suave ladera montañosa surcada por arroyuelos, moteada de rocas grises, coloreada con el verde de los álamos, de las mieses y de toda clase de árboles frutales, se agrupaba como una colonia de nidos de golondrinas colgados sobre el vacío. Mirando hacia abajo desde cualquiera de las azoteas la ladera parecía precipitarse en rápidas gargantas rojizas que formaban un dédalo de ramblas o arroyuelos arenosos" .."estas ramblas eran la ruta natural para los animales de tiro; la reata de mulas o burros que avanzaba lentamente a lo largo de un arenoso lecho fluvial constituía una de las escenas características del país"





"..como tengo cierta experiencia de la montañas españolas me gustaría ofrecer al caminante unos cuantos consejos. Lo mejor es utilizar calzado con suela de cáñamo, y no botas de cuero, porque resbala con más dificultad y también pesa menos. La cuestión es encontrar un calzado que esté bien cosido a la suela.....también debo decir que mejor que un mochila es llevar alforja, como las que usan los campesinos de La Alpujarra para meter la comida, debido a que ésta cuelga flojamente y no presiona sobre la espalda empapándola de sudor como la mochila"



"...en pocas palabras, el peculiar sentimiento de tranquilidad y gozo que, casi desde el primer momento, me produjo esta aldea,.....aquí vive un sociedad que antepone las más profundas necesidades del alma humana a la organización técnica necesaria para alcanzar un nivel de vida más alto. Es esa una tierra en la que crecen conjuntamente el sentido de la poesía y el sentido de la realidad. Ni uno ni otro engranan con la perspectiva utilitarista....yo diría que aunque no hay modo posible de medir la felicidad, estos labriegos, dotados de la rapidez mental de los habitantes de la ciudad, sacaban a la vida un considerable rendimiento".

 Gerald Brenan, viajero inglés en La Alpujarra de 1920



Otras entradas de La Alpujarra: "El refugio de la historia"